• Caracas (Venezuela)

Economía

Al instante

Gobierno intenta imponer acuerdo salarial en Sidor

No se logró detener la marcha convocada con anterioridad por sindicatos de las empresas básicas de Guayana y Sutiss | Foto Saúl Rondón

No se logró detener la marcha convocada con anterioridad por sindicatos de las empresas básicas de Guayana y Sutiss | Foto Saúl Rondón

A la reunión convocada por el Ejecutivo el  miércoles en la noche solo asistieron algunos dirigentes de Sutiss

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El gobierno convocó el miércoles al comité ejecutivo del Sindicato Único de Trabajadores de la Industria Siderúrgica y Sus Similares para retomar la discusión del contrato colectivo, luego de tres semanas de paralización de las negociaciones. La reunión, que comenzó a las 9:00 pm y concluyó a las 5:00 am de ayer, se produjo debido a la marcha que anunciaron dirigentes sindicales de la Siderúrgica del Orinoco.

A la reunión en el club Macagua solo asistieron algunos dirigentes de Sutiss, entre ellos José Meléndez, secretario de organización. “Ayer fuimos convocados para discutir las 11 cláusulas económicas, pero es triste y lamentable que el presidente del sindicato no quisiera participar. Yo, personalmente, lo llamé y le dije: Véngase para acá. Tenemos que ser responsable con lo que se está planteando. No podíamos desaprovechar esa oportunidad de discusión”, dijo en una entrevista a Globovisión.

Informó que se discutió un incremento de 170 bolívares sobre el salario diario, de los cuales 80 bolívares se pagarán a la firma del contrato y 30 bolívares cada 6 meses;  además de 200.000 bolívares de retroactivo por el retardo en la negociación y el plan de jubilación de los trabajadores.

“Los hermanos que trabajan fijo de día cobrarían un salario de entre 17.000 y 20.000 bolívares; un compañero de turno mixto recibiría mensualmente entre 25.000 y 27.000 bolívares y los trabajadores del turno rotativo estarían cobrando 30.000 bolívares”, indicó.

El dirigente sindical reconoció que, aunque el gobierno da por hecho la firma del contrato, este  debe ser aprobado por los trabajadores en asamblea general. Afirmó que los sidoristas estarán de acuerdo con la oferta. “Tengan la plena seguridad de que los trabajadores van aprobarlo. Una vez que el contrato este homologado, inmediatamente se pagará. También hay que explicar que logramos que a los 2.000 trabajadores que están de vacaciones les paguen esta semana”, dijo. Aunque Meléndez aseveró que asistiría al portón III de Sidor, no se presentó a la asamblea general realizada allí.


Movilización. El anuncio del gobierno y del secretario de organización, sin embargo, no detuvo la marcha convocada con anterioridad por sindicatos de las empresas básicas de Guayana y el comité ejecutivo de Sutiss.

Varias de las pancartas que llevaban los trabajadores estaban dedicadas al presidente de la Asamblea Nacional. En una se leía: “Fuera el militarismo de las empresas básicas. Diosdado: Enemigo de los trabajadores de Guayana”. Otra decía: “Diosdado traidor de la clase obrera”.

El presidente del sindicato, José Luis Hernández, encabezó la manifestación acompañado de decenas de trabajadores, dirigentes de todas las empresas básicas y del movimiento estudiantil de Ciudad Guayana.

“Para que haya contrato colectivo tiene que ser aprobado en asamblea de trabajadores, y eso no ha ocurrido. Si algún dirigente sindical firmó un contrato colectivo, traicionó a los trabajadores", agregó Hernández en la asamblea.

Para hoy convocaron a todos los trabajadores a discutir nuevas medidas de protesta ante lo que, asegura, es una nueva “imposición del gobierno”. La dirigencia afirma que los 170 bolívares de aumento ofrecidos en Macagua es un “paquetazo” que ya fue rechazado por los trabajadores cuando discutían la convención en Miraflores.

En el portón II los sidoristas quemaron una publicación interna que decía que los trabajadores habían llegado a un acuerdo con el gobierno.

EL DATO
En un comunicado interno emitido por Sidor, la directiva de la empresa afirma que el acuerdo suscrito con el secretario de organización de Sutiss, José Meléndez, logró derrotar “los intereses perversos de sectores de la derecha que pretendieron desestabilizar la revolución bolivariana, generando focos de guarimba desde Guayana”. Agrega: “A partir de la presente fecha la gran familia sidorista contará con una gran contratación colectiva”.