• Caracas (Venezuela)

Economía

Al instante

Gobierno incumple acuerdos del diálogo

Industriales esperan poder disponer de las divisas para la compra de materias primas | Foto Archivo El Nacional

Advierten que continúan los problemas que afronta la manufactura para operar | Foto Archivo El Nacional

Conindustria afirma que las conversaciones no han servido para reactivar el aparato productivo

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El proceso de diálogo al que el gobierno convocó al sector privado en febrero pasado, entre cuyos objetivos estuvo recuperar la producción nacional, no tuvo efecto en la reactivación del aparato productivo, afirmó el presidente de Conindustria, Eduardo Garmendia. A su juicio, se resolvieron  algunos obstáculos, pero los problemas graves que afrontan los empresarios para operar continúan.

Desde mayo no se han vuelto a reunir. El presidente de Fedecámaras, Jorge Roig, dijo que el gobierno continua sin reconocer la deuda con el sector empresarial privado y el monto se sigue incrementado. Señaló que aunque en las mesas de diálogo cada sector informó sobre su requerimiento de divisas y necesidades de insumos, y que en las últimas semanas le han liquidado a un número importante de empresas de alimentos, medicina y vivienda una parte de la deuda pendiente, el monto no es satisfactorio.

Roig afirmó que existen otros sectores que también requieren de dólares para seguir ampliando su capacidad de producción. “Cancelaron 2 millones de dólares de la deuda en mora hace un año, pero de lo anterior no se sabe nada”, expresó.

Garmendia dijo que hubo algunas liquidaciones de divisas para el sector privado, pero en cifras muy bajas que impiden la recuperación de la manufactura nacional.


Autopartes. Omar Bautista, presidente ejecutivo de la Cámara de Fabricantes Venezolanos de Productos Automotores, declaró que en las últimas semanas el Centro Nacional de Comercio Exterior ha hecho algunas liquidaciones al gremio, no obstante coincidió con Garmendia en que las divisas asignadas no elevan significativamente los niveles de producción.

Precisó que en junio el Ejecutivo les destinó 50 millones de dólares de las solicitudes correspondientes a 2013 y 2014, las cuales no fueron suficientes para mejorar la situación del sector. “Luego de estas liquidaciones hubo proveedores que sí aceptaron recibir solicitudes de mercancía, pero otro grupo no. Que por el nivel de deuda tan grande que tienen los empresarios venezolanos con ellos exigen el pago completo del compromiso antes de reanudar la relación comercial”, dijo Bautista.


Salud. Una fuente del sector de insumos y equipos médicos afirmó que las reuniones con el gobierno no “sirvieron para nada”. “Si hubieran sido positivas la situación de país habría mejorado y, por el contrario, ha empeorado. Las pocas divisas que ha recibido el sector privado en los últimos meses son por la inercia del país, no parte del resultado del diálogo”.


Inmobiliario. El presidente de la Cámara Inmobiliaria de Venezuela, Aquiles Martíni, dijo que después de muchas reuniones se llegó a un consenso entre el gobierno, propietarios y arrendadores, y se promulgó la Ley de Arrendamiento Comercial. Aseguró que la legislación garantiza la sustentabilidad comercial del sector y que arrendadores e inquilinos serán los que de mutuo acuerdo definirán la reglamentación y los gastos que tendrá que cubrir cada local.

Martini señaló como otro logro que el ministro de Vivienda, Ricardo Molina, reconociera que hay que reformar algunos artículos de la Ley de Arrendamiento Inmobiliario de Vivienda, pero todavía no se ha iniciado la discusión.


Exportación.  Ramón Goyo, presidente de la Asociación Venezolana de Exportadores, indicó que uno de los logros del diálogo fue acordar la revisión de la mercancía en las industrias para acelerar el proceso de exportación. Sin embargo, la implementación ha tenido múltiples inconveniente. “Aunque la resolución fue promulgada, siguen las trabas. Los funcionarios del Seniat: Intendencia de Aduanas,  Guardia Nacional: Resguardo Aduaneros y Antidrogas, organismos que deben trasladarse a las fábricas no lo están haciendo”, afirmó.

El proceso de exportación se puede realizar en tres días, pero por este incumplimiento en el acuerdo el proceso se retrasa hasta semana y media, lo que ha generado que en algunos casos se haya perdido el buque donde se trasladaría la carga.

Agregó que si bien se acordó que los servicios de Bolipuerto los pagarían los exportadores a tasa de cambio 6,30, el proceso de carga de la mercancía al buque lo están cancelando a las líneas navieras a dólar del Sistema Cambiario Alternativo de Divisas, Sicad II, aproximadamente 50 bolívares, lo que encarece la exportación.