• Caracas (Venezuela)

Economía

Al instante

Gobierno fiscalizará en tres fases producción y venta de pollo

Escasez supermercado | Foto: Henry Blanco

Cuando los oficiales y tropas profesionales descubran en una inspección el presunto acaparamiento de pollo, deben notificarlo a su comando natural | Foto: Henry Blanco

La GNB creó un plan de inspección de beneficiadoras de aves, que entrará en vigencia cuando el Ministerio de la Defensa lo apruebe  

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Con el propósito de combatir el boicot y “la guerra económica” que ha denunciado en reiteradas oportunidades el presidente Nicolás Maduro, el Comando de Operaciones de la Guardia Nacional Bolivariana elaboró un instructivo para inspeccionar y controlar las beneficiadoras de pollo en todo el país.

El texto, al que tuvo acceso El Nacional, ya fue aprobado por el cuerpo castrense y fue remitido al Ministerio de Defensa. Una vez que el organismo le dé el visto bueno, señaló una fuente, comenzará aplicarse a nivel nacional. Agregó que por tratarse de un documento clasificado no es necesario publicarlo en Gaceta Oficial para que entre en vigencia.

El objetivo del proyecto es permitir “la correcta distribución a los hipermercados, supermercados, carnicerías, abastos y otros lugares de comercialización, para satisfacer las necesidades en materia de alimentación de todos los ciudadanos y ciudadanas de nuestro país”.

La Guardia Nacional Bolivariana ha descubierto, según el texto, que las situaciones más concurrentes que afecta la cadena de comercialización del rubro son que las beneficiadoras y distribuidoras de pollo acaparan. “Tienen llenas las cavas de enfriamiento con pollos beneficiados, con el simple objetivo de venderlo a un mayor precio”.

El otro motivo, agrega el documento, es que “las beneficiadoras y distribuidoras no están laborando y las causas o motivos de su inactividad no son técnicos, comerciales o de fuerza mayor, si no por situaciones  políticas, originando  un desabastecimiento aparente”.

Establece que la fiscalización se realizará en tres fases. La primera durará tres meses e incluye inspecciones todos los días; la segunda se prolongará por seis meses y las supervisiones serán interdiarias; y la última etapa se llevará tres meses y las fiscalizaciones se harán tres veces a la semana.

Los organismos encargados de hacer las inspecciones, dice el texto, son la Vicepresidencia de Seguridad y Soberanía Alimentaria, el Ministerio de Alimentación –a través de la Superintendencia Nacional de Precios y Superintendencia Nacional de Gestión Agroalimentaria–, los jefes civiles para la Seguridad Alimentaria y la Guerra Económica; con apoyo de la GNB.

“Los oficiales y tropas profesionales, cuando detecten en una inspección el presunto acaparamiento de pollo deben notificar a su comando natural, que debe realizar las coordinaciones correspondientes con el Sundee para realizar el procedimiento respectivo”, señala el instructivo.

Cuando las autoridades determinen, por el contrario, que la empresa no está laborando por motivos “políticos” y no por razones técnicas o comerciales, y esa interrupción de operaciones cause “desabastecimiento aparente del producto”, deben notificar a su comando natural para coordinar con la autoridad competente “para verificar a fondo esa situación”.

Indica que las retenciones de mercancía deberán ser trasladadas al “Comando de la Unidad Operativa que ejecute el procedimiento, notificando las resultas del mismo al superintendente estatal de la Sundee, con el fin de determinar la sanción correspondiente, el destino y uso de los productos retenido”.


El Dato

La disposición final del documento, elaborado por el Comando de Operaciones de la Guardia Nacional Bolivariana, señala que “lo no previsto en el presente Instructivo será resuelto por el Comandante General de la Guardia Nacional Bolivariana”. El texto lo firma Sergio José Rivero Marcano, jefe del comando de Operaciones de la GNB.