• Caracas (Venezuela)

Economía

Al instante

Gobierno evalúa alza de hasta 223% en la carne regulada

En un punto de cuenta enviado al presidente Maduro se sugiere subir la harina de maíz precocida 72%

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El Gobierno evalúa subir los precios de 12 rubros alimenticios regulados y de los 19 controlados por la Sundecop. Considera que los aumentos realizados hasta la fecha han sido insuficientes para frenar la escasez. El incremento propuesto para la carne de bovino, la de canal y los cortes al consumidor llega hasta 223%, según un punto de cuenta enviado por el gabinete económico al presidente Nicolás Maduro.

La propuesta fue presentada por los ministros de Alimentación, Félix Osorio; de Agricultura y Tierras, Yván Gil; de Comercio, Alejandro Fleming, y de Finanzas, Nelson Merentes. El estudio técnico determina que además de la carne, este mes se deben revisar los precios del pollo; leche cruda, pasteurizada y en polvo; quesos, aceites, pastas, azúcar, sardinas en lata, pan de trigo salado y harina de maíz precocida.

El punto de cuenta señala: "Se debe hacer un cronograma de ajustes intermensual y escalonado en aquellos rubros en los que su variación es importante, producto de la nueva tasa de cambio de 6,30 bolívares por dólar y por el rezago de precios de años anteriores".

En el documento destacan que el precio de la carne de res de primera, que está en 27,29 bolívares, debe pasar a 88,03 bolívares por kilo, lo que representa un repunte de 223%.

La de segunda ­que cuesta 18,4 bolívares­ debería venderse al consumidor con un incremento de 205% y llegar a 56,23 bolívares el kilo.

Indica que, aunque el rubro fue aumentado 20% el 15 de mayo, el alza no ha sido acatado por lo que se recomienda garantizar una efectiva fiscalización. También se sugiere incluir los cortes que están fuera de la política de regulación como el solomo de cuerito, punta trasera y lomito "porque promueven distorsiones en los precios".

Con respecto al pollo, el aumento más alto se sugiere para el beneficiado entero o picado, en todas sus categorías: 57%, lo que llevaría el precio de 18,73 bolívares a 29,40 bolívares. El argumento expuesto es que, aunque el precio fue incrementado en 20% en mayo, "no se cubren los costos de producción actuales". Se asegura que otro elemento que afecta el precio es la materia prima importada que se utiliza en la elaboración de los alimentos balanceados para animales, así como la elevación de los costos de material (empaque, almacenamiento, fletes, medicinas y otros). Describen que otro factor que influye es el alza de 55% en los salarios de los últimos dos años. Ante esta situación recomiendan al presidente Maduro "eliminar de la política de regulación del pollo las excepciones, como las presentaciones sazonadas y ahumadas, porque son objeto de distorsiones de precios. Todas las presentaciones del rubro deben estar reguladas".

Los otros controlados. En relación con la leche, el gabinete económico determinó que es necesario un aumento de 50% en la cruda a puerta de corral, y se explica que a pesar del incremento de 20% en mayo hay un desacato en la regulación.

Hacen hincapié en que el mercado artesanal del queso que está bajo control "absorbe la producción de leche cruda a precios superiores al establecido en la Gaceta Oficial, por lo que es desviada para este propósito y perjudica la producción de quesos industrializados".

El punto de cuenta también se refiere a la realidad de la producción de queso y señala lo insuficiente que resultó el alza de mayo "para cubrir los rezagos que se arrastraban", debido a los incrementos en los fletes nacionales, mano de obra directa y otras partidas que forman la estructura de costo.

En referencia a la leche en polvo se reconoce que 99% es importada y distribuida por CASA, para la industria privada y la pública, y que los aumentos en el precio internacional afectan el producto.

En el punto de cuenta se propone liberar del control de precios los aceites de girasol y de maíz "con el fin de estimular la producción nacional, visto que la ausencia del producto en los anaqueles tiene un impacto en la percepción de desabastecimiento que la población tiene en relación con el rubro". Añaden que es necesario ­ademássubir la mezcla de 2 litros, de 12,68 bolívares a 34,07 bolívares, lo que representa un repunte de 169%.

El aumento propuesto para el azúcar en presentación de 1 kilogramo es de 85%, de 6,11 bolívares a 11,30 bolívares y sugieren hacer una reclasificación de los precios del producto porque en la medida en que se vuelve más blanca, los costos de producción aumentan y se requiere de más insumos químicos que han subido de precio.

La harina de maíz precocida ­según el punto de cuenta­ debería pasar de 5,93 bolívares por kilo a 10,17 bolívares, un alza de 72%. Aseguran que ha influido en la producción "el impacto del ajuste cambiario en empaques, materiales y repuestos, y el incremento en el transporte (flete). Añaden que este aumento considera el incremento en el maíz blanco, materia prima, la cual es de 4 bolívares por kilo, con una variación porcentual de 81,8% respecto del precio anterior, fijado en 2,2 bolívares por kilo.

La pasta alimenticia elaborada con mezcla de trigo de 1 kilo, que cuesta 4,33 bolívares, presenta problemas porque la materia prima es importada y el precio en el mercado internacional subió 20%, por lo que se propone un alza de 161%, para colocar el precio en 11,32 bolívares. El aumento también afecta al pan de trigo, cuyo precio está anclado en 5,52 bolívares y requiere un incremento de 68% hasta 9,27 bolívares.

El punto de cuenta se refiere a las sardinas y sugiere un alza de 111% en todas sus presentaciones y que sea excluida de los rubros bajo regulación de control de precios.