• Caracas (Venezuela)

Economía

Al instante

Gobierno dispondrá de Bs 84,4 millardos adicionales

Cadivi | Foto: Nelson Castro

Cadivi | Foto: Nelson Castro

En 14 años la paridad registra un aumento de 995,65%, al pasar de 0,57 bolívares en 1999 a 6,30 este año

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

La medida anunciada por el ministro de Planificación y Finanzas, Jorge Giordani, de trasladar la tasa de cambio de 4,30 a 6,30 bolívares por dólar tendrá un impacto negativo en el poder adquisitivo y generará un encarecimiento de las importaciones, indicó el economista Asdrúbal Oliveros. “El ajuste tendrá un efecto recesivo en la economía”, afirmó.

Explicó que la economía crecerá este año mucho menos de lo previsto por el Gobierno, probablemente 1,5%. Además, la medida produce una presión al alza en materia inflacionaria. Los cálculos del economista señalan que el aumento sostenido de precios podría ubicarse este año en 26%, debido a la alta dependencia que el país tiene de las importaciones.

Sin embargo, la medida ocasiona cierto alivio en materia fiscal, ya que el Gobierno contará con alrededor de 84,4 millardos de bolívares adicionales para financiar su gasto en 2013. “Es una medida provisional, el déficit es de 16%, con esto se baja aproximadamente a 3,3 puntos del producto interno bruto”, agregó Oliveros.

Desde que el presidente Hugo Chávez asumió el poder en 1999 se efectuaron 7 modificaciones en el tipo de cambio. La primera fue en 2001, cuando se desmontó el sistema de bandas y se pasó al de subasta de divisas. Luego, en 2003, se decretó el control de cambio y desde esa fecha se han registrado 5 devaluaciones posteriores a la tasa de 1,60 bolívares, explicó Oliveros.

En 14 años de gobierno de Chávez la paridad cambiaria registra un ajuste de 995,65%, al pasar de 0,57 bolívares por dólar en 1999 a 6,30 bolívares por dólar este año.

El economista Henkel García dijo que a pesar del ajuste, el bolívar sigue siendo sobrevaluado. “Vamos a ver una disminución de las importaciones pero la industria nacional no va a poder competir porque el dólar seguirá siendo barato”, indicó. Señaló que una tasa que realmente mejore la competitividad de la industria venezolana frente a la extranjera debe ubicarse en 9 bolívares.
 

Cadivi no se dará abasto. El anuncio realizado por el presidente del Banco Central de Venezuela de eliminar el Sistema de Transacciones en Moneda Extranjera como mecanismo alternativo para la obtención de divisas hará que la asignación se restrinja a las capacidades de Cadivi.

“El Sitme proveía 20% de los dólares disponibles en el mercado”, indicó García. Las autoridades no propusieron un mecanismo alternativo que ayude a llenar el vacío en el sistema.

Esto significa menos disponibilidad de divisas. “Cadivi va a ser insuficiente, hará falta algo adicional. Los problemas de escasez serán acentuados”, señaló.

No obstante, el impacto será progresivo. De acuerdo con García, la decisión de mantener la tasa de 4,30 bolívares por dólar para liquidar la deuda existente con varios sectores durante algunos meses implica que los efectos del ajuste se prolongarán durante varios meses.

Los expertos coinciden en que la decisión no resuelve el problema de fondo. “Una vez que la inflación comience a ser alta, es probable que en 2014 se vuelva a devaluar”, dijo García.

El economista Ronald Balza explicó que en 10 años la tasa se ha cuadriplicado, lo que implica que la política cambiaria emprendida por el Gobierno no ha sido acertada.

“Desde 2003 hemos sufrido esa cuadruplicación, una inflación con un promedio por encima de 20%, en un período en el que además la apreciación cambiaria frena las posibilidades de exportar y sustituir las importaciones”, expresó.