• Caracas (Venezuela)

Economía

Al instante

Gobierno detecta sobreprecios en la venta de materia prima agrícola

El ministro de Agricultura y Tierras, Yván Gil, durante la inspección a Aproven | Captura VTV

El ministro de Agricultura y Tierras, Yván Gil, durante la inspección a Aproven | Captura VTV

El ministro de Agricultura y Tierras, Yván Gil, denunció que en los Silos de Aproven la tonelada de maíz amarillo es vendida con un 170% de sobreprecio

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Una inspección encabezada por el ministro de Agricultura y Tierras, Yván Gil, y el gobernador de Portuguesa, Wilmar Castro Soteldo, determinó que en los silos de la asociación de Productores Agrícolas de Venezuela (Aproven), donde el maíz amarillo es recibido y acondicionado para su posterior venta, la tonelada del grano era comercializada a 5.200 bolívares por tonelada, es decir, un 170% de sobreprecio. 

El canal estatal VTV transmitió el pase desde el estado Portuguesa, donde se encuentran los silos inspeccionados por las autoridades. Desde allí, el ministro Gil expresó: “Aquí estamos en un flagrante mecanismo de especulación que, amparado en unos supuestos ingredientes adicionales a los agricultores, termina afectando al productor. Es parte del sabotaje económico, es parte de la guerra económica usar mecanismos que terminan encareciendo la cadena productiva”. 

Por su parte, el gobernador del estado Portuguesa señaló: “Comienza a destaparse una gran olla que se ha venido haciendo de manera tradicional, de repente insinuando que la empresa hace un pago adicional al producto que al final es el gobierno el que termina pagando”. 

Yván Gil informó que los silos de Aproven continuarían operando de manera normal pero “sin estas irregularidades a partir de este momento”. Recalcó: “No hay ningún obstáculo [para su funcionamiento] a menos que después se descubra que hay alguna otra irregularidad más grave”. Añadió que toda la información de este caso fue remitida a la fiscal superior asignada y, asimismo, el producto fue redirigido por el Sada, dentro de sus competencias, “a unidades de procesamiento del Estado” a los precios que aparecen en Gaceta Oficial.