• Caracas (Venezuela)

Economía

Al instante

Gobierno debe $ 70 millones a lecheros uruguayos

Camiones con alimentos / Foto: Archivo

El año pasado el gobierno compró a Uruguay 34% del total de los productos lácteos que exporta/ Foto: Archivo

Legisladores de Montevideo afirman que Venezuela dejó de comprar los lácteos a ese país para transar con Nueva Zelanda

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

La industria láctea de Uruguay no pasa por su mejor momento y entre las causas se encuentran el cese de las exportaciones a Venezuela y la deuda que mantiene el gobierno nacional por las importaciones que hizo el año pasado de leche y derivados desde ese país, afirmaron fuentes del Poder Legislativo de Montevideo citadas por El Observador.
El medio detalla que el año pasado Venezuela le compró a Uruguay 34% del total de los productos lácteos que exporta por un monto de 282 millones de dólares. Otros 287 millones de dólares se invirtieron en comprar leche en polvo (40% de todo lo que exporta Uruguay). Pero se les adeuda 70 millones de dólares, agregó.
Aseguró que el lunes de esta semana en la reunión del Consejo de Ministros se planteó la situación por la que atraviesa el sector y la molestia de los legisladores aumentó porque se conoció que Venezuela desplazó el mercado uruguayo por el de Nueva Zelanda.
“Aunque el chavismo es un socio comercial que sacó al Frente Amplio de distintos apuros desde que es gobierno, ahora integrantes del gabinete comienzan a señalarlo como culpable por lo bajo”, señaló El Observador.
 
A cambio de petróleo. El medio agregó que una de las estrategias que se ha planteado el gobierno de Uruguay para mejorar la situación del sector lácteo y que volvió a ser mencionada en el Consejo de Ministros es la de compensar la deuda con petróleo venezolano. Quienes siguen el tema son el vicepresidente, Raúl Sendic, y el canciller, Rodolfo Nin Novoa, indicó.
De todo el crudo que Petróleos de Venezuela vende a la empresa estatal de hidrocarburos de Uruguay, Ancap, se cobra de contado 75%, el resto se cancela en 15 años. “La idea que se baraja es que la mitad de esa cantidad, en vez de ser pagada a Venezuela, se canalice a los exportadores que no han cobrado”, dijo El País, citado por El Observador.