• Caracas (Venezuela)

Economía

Al instante

Gobierno asegura que el Valle de Turbio está productivo

El Ministerio de Agricultura informó que se sembraron 932,9 hectáreas de diferentes rubros en la zona

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Luego de la intervención de los Valles del Turbio, el Ministerio de Agricultura y Tierras aseguró que pasaron varios meses recogiendo alrededor de 95.000 metros cúbicos de escombros que había en los terrenos, declaró el año pasado Juan Carlos Loyo ante la Asamblea Nacional.

El Ejecutivo sostiene que las 2.408 hectáreas tomadas en la zona no tienen tradición privada y pertenecen a la nación.  “En esos valles no había ningún origen privado. Eso pertenecía a los indígenas y se tiene que desarrollar un proyecto agroecológico. Esos terrenos estaban completamente ociosos y se estaban llenando de escombros para desarrollar proyectos inmobiliarios”, afirmó Loyo en el Parlamento el 22 de febrero de 2011, cuando fue ministro por primera vez.

Esta semana, en un comunicado el despacho informa que en el ciclo de invierno 2012 sembraron en los Valles del Turbio 932,9 hectáreas de diferentes rubros. Aseguran que se cultivaron 465,5 hectáreas de girasol, cuya producción fue destinada a la Planta de Aceites Diana en el Complejo Vuelvan Caras de Turén, estado Portuguesa, y se desarrolló la siembra de hortalizas.

Afirman que las tierras no están improductivas y que se han aprovechado para la siembra de pasto de mantenimiento en 190 hectáreas en la unidad de propiedad social Kabudarí, además de 108 hectáreas de sorgo forrajero, 110 hectáreas de maíz y 15 hectáreas de soya forrajera en proceso de cosecha.

Luego del proceso de rescate, los Valles del Turbio fueron divididos en ocho unidades de propiedad social, seis para la producción agrícola, y la Kabudari para la producción de leche, y otra para la recreación.

Agregan que en la zona trabajan 128 personas. El informe del Ministerio de Agricultura indica que para el ciclo norte-verano se cultivarán 529 hectáreas entre tomate, pimentón, caraota, ají dulce, cebolla, guanábana, limón, frijol, entre otros, de las cuales 115 hectáreas están sembradas.

“Lo que se hizo fue devolverle el Valle del Turbio a todos los larenses y evitar la privatización”, alegó Loyo en junio de 2011, cuando entregó 1.400 títulos de propiedad y financiamiento a consejos comunales de la zona.