• Caracas (Venezuela)

Economía

Al instante

Gobierno adeuda $ 5 millardos a ensambladoras y autopartistas

La filial venezolana de Ford redujo su producción este año 70% por la escasez de divisas / El Nacional

La filial venezolana de Ford redujo su producción este año 70% por la escasez de divisas / El Nacional

Prevén que en 2014 las automotrices se quedarán sin insumos y deberán paralizar operaciones

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El sector automotor retrocedió en 2013. Entre enero y noviembre se ensamblaron 69.966 automóviles, lo que representa una caída de 30,7% con respecto al periodo de 2012, cuando se fabricaron 101.069 vehículos, según la Cámara de Automotriz de Venezuela. En lo que se refiere a las ventas, durante los primeros 11 meses de 2013 se comercializaron 95.919 unidades, 21,6% menos que en el mismo lapso del año pasado.

Si compararan los indicadores con los que exhibía la industria en 2007 –antes de que entrara en vigencia la política automotriz gubernamental del año siguiente– las variaciones son más pronunciadas. La fabricación en 2013 bajó 56,7% con relación a 2007, mientras que este año las ventas descendieron 78,6% en comparación con 2007.   

El retraso del gobierno en la liquidación de divisas es una de las causas del desempeño negativo que ha tenido la industria en los últimos años. La demora en la entrega de dólares llega a 250 días, según una fuente vinculada al sector, lo que ha ocasionado una deuda de aproximadamente 5 millardos de dólares con ensambladoras y fabricantes e importadoras de autopartes. “Estos niveles son alarmantes porque se trata de materias primas e insumos que ya recibimos, usamos y vendimos, y aún no los hemos pagado a los proveedores internacionales. Indudablemente esto limita la solicitud y despacho de nueva mercancía”.

Afirmó que el inventario de las empresas es tan bajo que en 2014 seguramente las ensambladoras deberán paralizar operaciones por la falta de insumos. “Lamentablemente no creo que sean ceses cortos, calculo que serán entre dos y tres meses porque la situación es crítica”, precisó.

La empresa que representa la fuente salió de vacaciones colectivas hace unos días y el próximo año iniciará actividades a finales de enero, como ocurre tradicionalmente en la industria. El stock de materiales que tiene hasta ahora alcanzará máximo hasta marzo.

La filial de Ford en Venezuela tuvo que reducir alrededor de 70% la producción en el país por la imposibilidad de obtener dólares para pagar la importación de los componentes de ensamblaje. Esto incidirá negativamente en los resultados globales de la marca en 2014. De acuerdo con la información, la empresa calcula que tendrá pérdidas cercanas a 350 millones de dólares el próximo año.

En octubre pasado, la planta de Toyota tuvo que hacer un alto en sus operaciones por dos semanas debido a la falta de insumos. Aunque la firma pudo retomar las actividades en el tiempo previsto, la paralización ocasionó que dejaran de fabricar 450 vehículos.

Entramado legal

Con la aprobación en agosto pasado de la ley que regula la compra y venta de vehículos automotores nuevos y usados nacionales e importados, aunque aún no ha sido promulgada, el gobierno acentúa los controles que ha ejercido sobre el sector desde 2008. La política que se implementó ese año, según la fuente, acabó con el mercado de carros importados en Venezuela y limitó la fabricación nacional por los retrasos en la aprobación de divisas para la compra en el exterior del material de ensamblaje.

Elvis Amoroso, diputado a la Asamblea Nacional por el Partido Socialista Unido de Venezuela y promotor de la legislación desde 2010, explicó que la demora en la publicación de la normativa en Gaceta Oficial se debe a la corrección del estilo de texto. “Para comenzar a aplicar lo que establece la ley, mientras es promulgada, el presidente Nicolás Maduro emitió el 4 de diciembre el decreto 625, que regula los precios de los vehículos”, declaró.

Omar Bautista, presidente de la Cámara de Fabricantes Venezolanos de Productos Automotores, indicó que 2013 ha sido uno de los peores años de la industria. Recordó que a finales de la década de los ochenta, también por disposiciones gubernamentales, la fabricación de automóviles cayó 80%. Pero, a diferencia de ahora, el sector tuvo las herramientas necesarias para recuperarse. “Se levantó, pero ahora tenemos muchas situaciones adversas”, afirmó.

La fuente de la industria agregó que el marco jurídico que se armó este año  será un nuevo obstáculo para las automotrices. Generará que la producción descienda aún más o que no se ensamble ningún carro. “Si los precios que establezca el gobierno no cubren los costos del sector, eso será lo que pase, porque nadie trabajará a pérdida”, enfatizó.

Menos repuestos

En lo que va de año, la fabricación de autopartes tuvo una reducción de alrededor de 7%, afectada significativamente por el mercado de equipos originales, afirmó Omar Bautista, presidente de la Cámara de Fabricantes Venezolanos de Productos Automotores. Dijo que este segmento descendió 30% en la misma proporción que ha bajado el ensamblaje automotor.

Expresó que en 2014 la actividad de la industria será muy incierta. Vaticinó que en el primer trimestre la producción caerá alrededor de 30%. Señaló que el atraso en la liquidación de divisas es uno de los principales motivos de la proyección. Indicó que solo al sector que representa la deuda del gobierno llega a 161 millones de dólares, de los cuales 102 millones de dólares tienen demoras de más de 150 días.