• Caracas (Venezuela)

Economía

Al instante

Gobierno de Maduro impulsará nuevas formas de propiedad

El presidente de la República, Nicolás Maduro / EFE

El presidente de la República, Nicolás Maduro / EFE

Programa de la patria prevé fortalecer canales de distribución públicos para frenar especulación

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Los objetivos del Gobierno en el área productiva son tendentes a fortalecer la construcción del socialismo. En este sentido, la Propuesta del Candidato de la Patria para la gestión socialista 2013-2019 establece una planificación centralizada de la economía, que fomentará la “democratización de los medios de producción” y nuevas formas de propiedad.

La creación de 30.000 empresas de propiedad social en el próximo sexenio es uno de los objetivos concretos contenidos en el plan de la patria sobre la transformación de la economía. Adicionalmente, para contrarrestar la “lógica del capital”, el texto señala que se profundizará la distribución directa de insumos y el aumento de las compras públicas como mecanismo de circulación de capital.

También fortalecerá cadenas de distribución estatales, comunales y mixtas que representen alternativas de ahorro para la población. De igual modo, promoverá un sistema de transporte que permitirá el flujo de mercancía directo desde la fábrica hasta el consumidor. Es decir, tenderá a eliminar los intermediarios.

De esta forma el plan de la patria propone combatir la especulación y la usura propias del capitalismo. Sin embargo, también sugiere una mayor intervención en todas las fases del proceso productivo.

En este sentido, el plan también señala la promoción de Pdval, Mercal y otras cadenas de distribución propias del Estado, así como la ampliación de las redes de farmacias populares, areperas y panaderías socialistas.

Continuidad. El documento no especifica de qué forma la actividad privada se insertará en este sistema económico socialista. Lo que sí indica que es que se desarrollará un sistema de estímulos para la pequeña y mediana empresa privada y empresas conjuntas. Para éstas últimas existe una legislación, aprobada vía habilitante, que promueve y regula las nuevas formas asociativas entre el Estado y la actividad económica privada.

La regulación comprende desde facilidades de obtención de créditos con tasas de interés preferenciales y exoneración de impuestos. No obstante, estas alianzas deberán estar enmarcadas dentro del proceso de transición al socialismo, esquema arrastrado del plan socialista de 2007.

Además, el plan de la patria establece que estas empresas, así como las de propiedad social directa e indirecta y las del Estado, generarán tejidos productivos llamados conglomerados, asociaciones de pequeñas empresas de un mismo sector.

El ministro de Industrias, Ricardo Menéndez, otorgó en marzo recursos provenientes del nuevo Fondo Bicentenario Alba-Mercosur a conglomerados de calzado y textiles.

Los objetivos del Gobierno en el área productiva son tendentes a fortalecer la construcción del socialismo. En este sentido, la Propuesta del Candidato de la Patria para la gestión socialista 2013-2019 establece una planificación centralizada de la economía, que fomentará la “democratización de los medios de producción” y nuevas formas de propiedad.

La creación de 30.000 empresas de propiedad social en el próximo sexenio es uno de los objetivos concretos contenidos en el plan de la patria sobre la transformación de la economía. Adicionalmente, para contrarrestar la “lógica del capital”, el texto señala que se profundizará la distribución directa de insumos, para evitar la especulación, y el aumento de las compras públicas como mecanismo de circulación de capital.

También fortalecerá cadenas de distribución estatales, comunales y mixtas que representen alternativas de ahorro para la población. De igual modo, promoverá un sistema de transporte que permitirá el flujo de mercancía directo desde la fábrica hasta el consumidor. Es decir, tenderá a eliminar los intermediarios.

De esta forma el plan de la patria propone combatir la especulación y la usura propias del capitalismo. Sin embargo, también sugiere una mayor intervención en todas las fases del proceso productivo.

En este sentido, el plan también señala la promoción de Pdval, Mercal y otras cadenas de distribución propias del Estado, así como la ampliación de las redes de farmacias populares, areperas y panaderías socialistas.


Continuidad. El documento no especifica de qué forma la actividad privada se insertará en este sistema económico socialista. Lo que sí indica que es que se desarrollará un sistema de estímulos para la pequeña y mediana empresa privada y empresas conjuntas. Para éstas últimas existe una legislación, aprobada vía habilitante, que promueve y regula las nuevas formas asociativas entre el Estado y la actividad económica privada.

La regulación comprende desde facilidades de obtención de créditos con tasas de interés preferenciales y exoneración de impuestos. No obstante, estas alianzas deberán estar enmarcadas dentro del proceso de transición al socialismo. Este esquema venía enmarcado en el primer plan socialista de 2007.

Además, el plan de la patria establece que estas empresas, así como las de propiedad social directa e indirecta y las del Estado, generarán tejidos productivos llamados conglomerados, asociaciones de pequeñas empresas de un mismo sector.

El ministro de Industrias, Ricardo Menéndez, otorgó en marzo recursos provenientes del nuevo Fondo Bicentenario Alba-Mercosur a conglomerados de calzado y textiles.

Reinversión social

Lo que las empresas de propiedad social directa e indirecta deben procurar, así como cualquiera de las formas productivas descritas en la Ley Orgánica del Sistema Económico Comunal, es la reinversión de los excedentes derivados de sus actividades en proyectos que favorezcan la comunidad donde se encuentren.

El plan prevé “impulsar una política de reinversión social con los recursos generados por las comunidades organizadas con el fin de masificar el aporte corresponsable para la satisfacción de sus necesidades y aspiraciones”. Ni la legislación ni el plan de la patria especifica de qué forma se hará esta contribución.

El texto señala que se creará un registro de la conformación de todas las Empresas de Propiedad Social Directa Comunal, Empresas de Propiedad Social Indirecta Comunal, Unidades Productivas Familiares y Grupos de Intercambio Solidarios existentes en el país. Éstas se “sincronizarán” a través de la planificación centralizada.