• Caracas (Venezuela)

Economía

Al instante

Gestores triplican costo de  boletos para vuelos nacionales

Empleados de aerolíneas argumentan sobrecargo y no embarcan a pasajeros en lista de espera, dijo una viajera | Foto: Antonio Rodríguez

Empleados de aerolíneas argumentan sobrecargo y no embarcan a pasajeros en lista de espera, dijo una viajera | Foto: Antonio Rodríguez

En Maiquetía, los empleados conocen de la ilegalidad, pero pocos de los involucrados son descubiertos 

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El incremento de la demanda de boletos para viajar a nivel nacional y las limitaciones de las aerolíneas para cubrir el alza, hacen del mercado un negocio lucrativo para quienes se aprovechan de la circunstancia.

En los pasillos del aeropuerto nacional de Maiquetía, un grupo de gestores se mueve libremente por el aeropuerto nacional, a cualquier hora del día, para ofrecer el cupo a quien no lo tiene.

El costo puede triplicar el valor del pasaje en temporada alta. Un boleto a Porlamar tiene un precio de 800 bolívares, en tanto el gestor cobra entre 700 y 1.700 bolívares por conseguirle el cupo al interesado, con lo que el pasaje saldría entre 1.500 y 2.500 bolívares dependiendo de la temporada.

“Existe complicidad de algunos funcionarios de aerolíneas, maleteros y personal del aeropuerto, afectando a cientos de pasajeros que se quedan varados por un boleto”, comentó un funcionario de seguridad de Aserca, que optó por el anonimato.

Para las personas que están dispuestas a pagar más “no existe lista de espera en las aerolíneas. Esto ha existido siempre, pero ahora que hay mayor demanda se ha agudizado y los controles de vigilancia son insuficientes”, comentó.

“Aquí la gente viene para hacer sus reales”, dijo un empleado de Aeropostal que solicitó no ser identificado. “Esto (el aeropuerto) es una mina de oro”.

No hay disponibilidad. Rebeca Hernández dijo que estuvo el sábado desde las 7 am en lista de espera por un boleto con destino a San Antonio, pero no había disponibilidad aun  con 14 asientos desocupados, según averiguó. “Sobrecarga es el argumento en cada vuelo y no embarcaron a ningún pasajero de la lista de espera, lo que resultó extraño”.

Explicó que nunca consigue boletos por las agencias ni por sistema de reservación de las aerolíneas, “nunca hay boletos a ningún destino. Viajo cada 15 días y he optado por venir al aeropuerto directamente a esperar como única opción”.

Aserca cuenta con los departamentos de tráfico, operaciones en plataforma y seguridad, este último está a cargo de las investigaciones administrativas. “Estas gestorías trabajan desde hace tiempo, pero desde la dirección de seguridad no es mucho lo que se está haciendo. En tráfico es donde aparecen los responsables de estas irregularidades”, comentó un empleado de la aerolínea.

En la oficina de Aserca, personal de seguridad, dijo que la primera medida que se toma es despedir al empleado y tienen números del personal sancionado por esta práctica, pero indicaron que no estaban autorizados para suministrar información.

“Nosotros llegamos hasta las taquillas, de lo demás se encargan los funcionarios de la Guardia Nacional”, dijo uno de los funcionarios del departamento de vigilancia de la empresa.

Modus operandi

Personas ajenas a las aerolíneas captan al pasajero urgido por viajar, le ofrecen el boleto. Lo conminan a un lugar para tomar sus datos, que luego son enviados vía telefónica a un contacto que labora en la aerolínea, y el pasajero cancela la diferencia al gestor, quien le indica por cual taquilla debe pagar solo el costo boleto. “Pocos son descubiertos porque todo funciona por teléfono”, dijo una de las fuentes consultadas. 

Esta práctica se da cuando el aeropuerto presenta mayor congestionamiento. Los fines de semana son propicios, sobre todo con los vuelos a El Vigía, Porlamar, Santo Domingo, San Antonio y Maracaibo, porque son los que más demanda tienen. “Para este 15 de noviembre esto se desborda porque empieza la temporada alta”, dijo un agente de tráfico de la aerolínea Conviasa.