• Caracas (Venezuela)

Economía

Al instante

Gasto público cayó 16,9% en tres meses

Dólares | AFP

Dólares | AFP

Bank of America destaca que la implementación de la nueva subasta del Sicad implicará  otra devaluación del bolívar

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El gasto público del Gobierno, principal impulsor del consumo, cayó 16,9% en los últimos tres meses, lo que indica que continúa implementando un fuerte ajuste macroeconómico, según el último informe de Bank of America Merrill Lynch.

El recorte se expresa en la reducción de 15,4% en las importaciones entre abril de 2012 y abril de 2013 y de 11,3% en los primeros cuatro meses del año, de acuerdo con los datos recogidos por el banco estadounidense.

También señala que el Gobierno probablemente aplicará nuevos ajustes en el tipo de cambio a través de las nuevas subastas que realizará en el Sistema Complementario de Administración de Divisas, “lo que en efecto constituirá una devaluación adicional”.

El informe dice que el bajo crecimiento de la economía -que en el primer trimestre cerró en 0,7%- y la fuerte inflación son consecuencia de la contracción producida por la devaluación del bolívar para tratar de solucionar los problemas en las cuentas fiscales y la brecha de la tasa de cambio. Asegura que es un “error” interpretar como “insuficientes” los ajustes, y agrega que quizá la característica más notable es que está ocurriendo mediante la reducción en las cantidades de bienes disponibles y no a través de los precios. “De allí los altos niveles de escasez”.

Bank of America calcula que el actual ajuste le proveerá a las cuentas fiscales un adicional de 14,2 millardos de dólares: 3,2 puntos del producto interno bruto, mientras que los préstamos de otros países deberían incrementar el dinero en efectivo disponible para el Gobierno en por lo menos 7 millardos de dólares. “Mayores ganancias pueden provenir de la reducción del ritmo de cuentas por cobrar y la reducción en la fuga de capitales”.

El informe plantea la interrogante de si la gestión de Nicolás Maduro es mucho más moderada o está simplemente forzada a serlo ante la presión de los problemas económicos del país. Al respecto asegura que los giros tienen lugar precisamente en momentos de crisis económica “cuando las acciones del Gobierno son frenadas por las realidades políticas. Lo que es importante no es si esas decisiones son genuinas sino si son sostenibles en el tiempo”.