• Caracas (Venezuela)

Economía

Al instante

Firmas internacionales vislumbran cambios políticos en Venezuela

Para la banca internacional la noticia del tratamiento contra el cáncer del Presidente coloca en la mira nuevamente el tema sobre la sucesión de poder en Venezuela / Archivo

Para la banca internacional la noticia del tratamiento contra el cáncer del Presidente coloca en la mira nuevamente el tema sobre la sucesión de poder en Venezuela / Archivo

Deutsche Bank, Barclays Capital, Bank of America Merrill Lynch y Citi se mantienen alertas sobre la salud del presidente Hugo Chávez

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Desde que Venezuela se convirtió en un emisor atractivo de deuda, como consecuencia de los altos rendimientos de los bonos de la República y de Pdvsa, las firmas internacionales y los bancos que invierten en papeles de mercados emergentes se mantienen atentos al desenvolvimiento de la economía y del entorno político del país. Este último aspecto ha cobrado fuerza desde que se conoció la enfermedad del presidente Hugo Chávez, por las implicaciones que podría tener en la toma de decisiones de Gobierno.

La razón por la cual un bono venezolano resulta tan rendidor tiene que ver con el alto riesgo del país, que está fundamentado en la inseguridad de la propiedad privada y el fuerte control sobre los precios, el tipo de cambio y las importaciones. No obstante, al ser una economía petrolera el ingreso y la capacidad de pago están asegurados, de allí que los inversionistas foráneos se arriesguen.

Pero el constante endeudamiento no resulta buena señal para los inversionistas, así como los recientes números fiscales que reflejan un déficit en las cuentas que ha ido en aumento. Venezuela presenta el segundo riesgo país más alto de los mercados emergentes después de Argentina. Sus bonos (Pdvsa y la República) pagan las tasas de interés más elevadas, lo que los hace atractivos pero a un alto costo para la nación.

Desde la Gran Manzana
Hace dos semanas Bank of America Merrill Lynch mejoró el panorama crediticio del país por encima de la ponderación del mercado. La razón es la expectativa que existe en el mercado por la posible corrección de los desequilibrios macroeconómicos, mediante un ajuste fiscal como un recorte del gasto público y una devaluación del bolívar para 2013. “Venezuela está en vías de implementar importantes ajustes fiscales y en su tipo de cambio que fortalecerán las finanzas públicas… Recomendamos los portafolios de deuda de corto y mediano plazo, que serían los que generarían mayores ganancias en una devaluación”, señala el informe.

El gasto público ha caído, en términos reales, 13% interanual en las siete semanas siguientes a las elecciones frente a la expansión de 19,7% de los primeros nueve meses del año, según la firma, que afirma: “El ajuste fiscal ya ha comenzado”.

Apunta que el efecto combinado de la devaluación y el recorte del gasto repercutirían en un descenso del déficit del presupuesto del Gobierno (excluyendo Pdvsa y el Fondo Chino) al pasar de 8,8% del PIB calculado para 2012 a 2,2% del PIB para el próximo año.

Bank of America dice en el informe que puede producirse un “cambio de liderazgo” en el Ejecutivo y a partir de allí sugiere a los inversionistas un aumento de las posiciones en deuda soberana de corto plazo y de papeles de la petrolera con vencimientos en 2017 y 2018.

Barclays Capital considera que las elecciones regionales, ante la sombra de la enfermedad de Chávez, son un capítulo distinto a las presidenciales y señala que el “efecto Chávez” desaparecerá en esta nueva contienda electoral. En su opinión la única manera de evitar una enmienda constitucional es que Henrique Capriles Radonski sea reelecto en la Gobernación de Miranda, lo que ven posible basados en los datos de la encuestadora IVAD.

Asegura que la principal incertidumbre del marco político es la salud del Presidente. La firma hace hincapié en que la salud del primer mandatario es débil y ven posible una elección presidencial en 2013. “Nosotros pensamos que el chavismo está buscando modificar la Constitución mediante un referéndum para evitar una elección presidencial en la que no pueda competir Hugo Chávez. El principal motor para proponer la enmiendaserá el resultado de las elecciones de gobernadores del 16 de diciembre”.

“La salud de Chávez: El general en su laberinto”, es el título del informe del Citi, y en el que indica que con el último viaje del Presidente a Cuba los rumores acerca de su condición de salud se convirtieron en el centro de discusión. Afirma que las especulaciones sobre el asunto están siendo capitalizadas por el Gobierno. “En ese sentido, y asumiendo que se mantendrá la confidencialidad sobre la salud presidencial, el mercado tendrá que buscar señales indirectas, tales como el número de viajes a Cuba a cualquier intento del Presidente de cambiar las reglas de sucesión o el incremento de su poder. Habiendo dicho esto, nuestro escenario no contempla que el próximo año se dé un cambio de poder”.

Con relación a las elecciones de este mes asevera que podrían significar una referencia de mayor fuerza en la oposición. “Subrayamos la importancia de la elección en el estado Miranda en el cual el candidato de la oposición Henrique Capriles compite con el ex vicepresidente ejecutivo y protegido de Chávez, Elías Jaua. En general, esperamos que la oposición mantenga el control de ese estado”.

El Deutsche Bank apunta que el anuncio del tratamiento contra el cáncer del Presidente coloca nuevamente en la mira el tema sobre la sucesión en Venezuela. De allí que las elecciones del 16D han adquirido un tinte “muy significativo” por la fuerza que podría mostrar la oposición, la cual puede solidificar la noción de que un cambio de régimen es probable en el caso de que sean convocadas otras elecciones presidenciales.

Sin embargo, hacen la acotación de que no está claro si el Gobierno impulsará un referéndum para modificar la Constitución para que el vicepresidente Nicolás Maduro pueda completar el período presidencial sin nuevas elecciones.

Recomienda a los inversionistas los bonos venezolanos y le da una evaluación ligeramente positiva a la que el mercado en promedio le asigna. Refiere en su informe: “Creemos una valoración atractiva con perspectivas de cambios políticos que garantizan una sobrevaloración estratégica (de la deuda), pero en el corto plazo y considerando la incertidumbre interna y externa, una pequeña sobrevaloración cercana al promedio del mercado es lo apropiado”.

Los más buscados
El apetito por los bonos
Venezuela posee el riesgo país más alto de toda la región con un indicador de títulos de mercados emergentes (EMBI+) de 907 puntos, al cierre de esta edición. Argentina lo supera con 862 puntos y le siguen Pakistán y Ecuador con 766 puntos más

El riesgo país es el índice que mide la diferencia de tasas de interés que existe entre un bono del Tesoro de Estados Unidos y el rendimiento que tiene un título en el país medido.

En las últimas semanas los bonos de la República y de Pdvsa han sido muy solicitados en los mercados internacionales por las expectativas de cambio de Gobierno a raíz del viaje del presidente Chávez a La Habana, para un nuevo tratamiento. Por ello, sus precios han subido. Al haber una mayor demanda de los títulos, repuntan porque son atractivos y muy buscados.