• Caracas (Venezuela)

Economía

Al instante

Fedecámaras rechaza ocupación de las instalaciones de Sidetur

Sidetur en Guarenas

Sidetur en Guarenas

El organismo asegura que acciones como estas "sólo perjudican a un país que lo que hace es trabajar, producir y generar empleos formales"

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

La Federación de Cámaras y Asociaciones de Comercio y Producción de Venezuela (Fedecamaras), manifiestó este jueves su "rechazo absoluto" a la ocupación llevada a cabo el pasado lunes 29 de agosto de 2012 por parte del Ministerio de Industrias, de los bienes muebles, inmuebles y bienhechurías de las seis plantas industriales y los quince centros de recolección de chatarra propiedad de la empresa Siderúrgica del Turbio (Sidetur), así como la orden de transferir la totalidad de los fondos depositados en sus cuentas bancarias a la empresa estatal Complejo Siderúrgico Nacional.

En una nota de prensa, Fedecamaras exhorta al Ejecutivo a "mantenerse apegado a ley y al cumplimiento cabal de la Constitución Nacional" específicamente el Artículo 115 el cual detalla que "sólo por causa de utilidad pública o interés social, mediante sentencia firme y pago oportuno de justa indemnización, podrá ser declarada la expropiación de cualquier clase de bienes".

Indica el organismo que acciones como estas "sólo perjudican a un país que lo que hace es trabajar, producir y generar empleos formales". "Esta ocupación no cumple con los requisitos exigidos por la Ley de Expropiaciones, viola el derecho a la propiedad, a la libertad de industria y comercio y al debido proceso", acotó Fedecamaras.

"Sidetur es una empresa con más de 60 años dedicados a la manufactura y comercialización de productos de acero, con más de 1.800 trabajadores directos, reafirmamos que lo que necesitamos es garantizar incentivos a la apertura de más empresas, para que se estimule la competencia, para generar más y mejores trabajos  en lugar de seguir efectuando nuevas expropiaciones", detaca el texto.

Finalmente, el organismo reitera su compromiso con  la defensa de la propiedad privada y con el derecho a la iniciativa económica, el emprendimiento y la innovación.