• Caracas (Venezuela)

Economía

Al instante

Fedecámaras afirma que PIB de manufactura descendió 9%

15% de la producción de alimentos está paralizada por falta de materia prima | Foto Archivo El Nacional

15% de la producción de alimentos está paralizada por falta de materia prima | Foto Archivo El Nacional

El sector empresarial exhortó al Ejecutivo a tomar urgentemente decisiones de fondo que reactiven el aparato productivo nacional  

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Fedecámaras calificó de grave la situación económica que vive el país, y agregó que se registra una caída del producto interno bruto de 4%. En sectores específicos como manufactura alcanza 9% y en construcción 10%, mientras se espera por la toma de decisiones de fondo de parte del Ejecutivo para que reactivar el aparato productivo nacional.

 “El país sufre la inflación más alta de América Latina y la más alta del mundo”, indicó el sector empresarial en una nota de prensa.

La inflación interanual entre junio 2013 y junio 2014 llegó a 62,1%. Desde 2003 hasta mayo de este año la inflación acumula 1.359% en el índice general del área metropolitana de Caracas y 2.777% en el índice de alimentos.

Destaca que para marzo por lo menos 21 rubros básicos tenían serios problemas de abastecimiento, con niveles de escasez por encima de 40%. El sector empresarial recordó que entre febrero y marzo de este año se registró la escasez más alta de la historia, de 29,4%. Desde entonces el Banco Central de Venezuela no ha vuelto a publicar la estadística. 

El presidente de Fedecámaras, Jorge Roig, precisó que en 2014 las asignaciones de divisas al sector privado cayeron 25%. En la industria de alimentos 15% de la producción está paralizada por falta de materia prima. El sector construcción registra escasez de cemento, cabillas y arena, materiales que consiguen por los canales informales con más de 50% de sobreprecio.

Roig enfatizó que los indicadores muestran lo grave de la situación económica que aqueja a los venezolanos. “Es urgente detener el innegable deterioro social y económico (…) El país reclama un gobierno que propicie el trabajo, la productividad, el progreso, no un gobierno fundamentalmente controlador. Los controles sólo generan más corrupción”, aseveró.