• Caracas (Venezuela)

Economía

Al instante

Fedeagro rechaza que gobierno privilegie las importaciones

Una hectárea sana debería producir entre 40 y 50 quintales de café, pero se producen 5 quintales | Foto Henry Delgado / Archivo

Los productores trabajan a pérdida | Foto Henry Delgado / Archivo

Antonio Pestana, presidente del gremio, dijo que se debe garantizar insumos, repuestos y maquinarias   

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

En la asamblea anual de Fedeagro, realizada ayer en Caracas, se evaluó la situación del sector agrícola y las medidas que debe tomar el Ejecutivo para impulsar la producción nacional. El presidente del gremio, Antonio Pestana, señaló que el gobierno debe garantizar a los productores el acceso a los insumos, repuestos y maquinarias.

Rechazó que se destine gran cantidad de recursos a las importaciones y no a impulsar la capacidad productiva del campo venezolano. Reprochó que el gobierno financie con dólares a 6,30 bolívares la compra de alimentos agroproducidos en el extranjero y descuide a los productores nacionales que enfrentan serios problemas para trabajar.

Pestana citó el ejemplo del café: se importa 75% de lo que se consume para abastecer el mercado nacional. “Tras 200 años de exportar café hoy estamos importando y con una calidad inferior. Nuestro café es tan bueno como el colombiano”, afirmó.

Con relación a los precios, el representante gremial aseguró que los controles afectan la rentabilidad de los productores: “El sector trabaja a pérdida en rubros importantes. Son 16 estados que dependen de la agricultura y estamos afectados”.

Exhortó al presidente Nicolás Maduro a que ajuste los precios  para que los agricultores puedan reinvertir en el ciclo de invierno. Reiteró su voluntad de diálogo con el Ejecutivo para atender las fallas del sector.

El presidente de Fedecámaras, Jorge Roig, destacó que el gobierno debe sentarse a conversar con el sector productivo, dada la situación de baja productividad en la que se encuentran los agricultores y productores industriales. Advirtió que en caso de no haber un diálogo, junto con el establecimiento de políticas públicas que estimulen la producción, se incrementarán de manera progresiva la escasez y el desabastecimiento de alimentos.

Apoyo a los agricultores. El presidente ejecutivo de Empresas Polar, Lorenzo Mendoza, dijo en la Asamblea de Fedeagro que apoyan la agricultura nacional. “En Polar somos creyentes de la agricultura en Venezuela y de que lo hecho en el país es lo mejor, por el talento, y la realidad de nuestros suelos, el clima y el trópico”.

Aseguró que desean abastecimiento pleno de la materia prima nacional porque sus procesos industriales están asociados a insumos del país, en el caso en el que se puede ser autosuficiente. Tal es el caso del arroz y maíz blanco.

“El compromiso de Empresas Polar es trabajar juntos por la Venezuela posible. Es clásico el antagonismo entre la agroindustria patrona y el productor obrero, pero en el país ambos sectores han roto ese paradigma. Es imposible que exista una agroindustria próspera sin productores eficaces”, enfatizó.

Distribución. Gustavo Moreno, vicepresidente del Instituto de Políticas Agrícolas de Fedeagro, aseguró que el sector está en déficit de insumos y afronta momentos muy difíciles. Por lo cual piden al ministro de Agricultura y Tierras, José Luis Berroterán, a que acelere  la distribución de insumos, agroquímicos, herbicidas de amplio espectro e insecticidas, que ya llegaron al país. Señaló que en años anteriores, en esta fecha, ya tenían en las fincas los agroinsumos para comenzar la siembra del ciclo de invierno, pero no los han recibido.

El presidente de Fedenaga, Carlos Oduardo Albornoz, dijo que el sector no cuenta con suficientes maquinarias. “70% del parque está obsoleto, tenemos 18 tractores parados por falta de repuestos y apenas 500 cosechadoras de forraje están funcionando”, aseguró.

Destacó que todos estos factores inciden directamente en el desabastecimiento. “Lamentablemente se agudiza la escasez, crece la incertidumbre y se abona el terreno con las amenazas de confiscaciones, de ir en contra de los pocos productores que quedan en Venezuela”.

Deben devolver las fincas
“El problema de la agricultura venezolana es la caída sostenida de la producción, situación que ha generado recesión de las economías regionales e impacto negativo en la economía nacional, desempleo, inflación, vulnerabilidad agroalimentaria, escasez e incremento de la  pobreza”, señalaron las asociaciones de Fedeagro en un documento.

Indicaron que para modificar la situación hay que actuar. En materia de tenencia de la tierra “es un imperativo, demandado por la sociedad, devolver a sus dueños las fincas intervenidas no pagadas, actualmente improductivas y detener la pretensión de algunos grupos, absolutamente minoritarios, de violentar los procedimientos para hacerse de fincas  privadas  en ejes productivos importantes”, dice el documento.

Proponen una reforma de la Ley de Tierras sobre aspectos fundamentales como la definición de latifundio, la clasificación de las tierras, los procedimientos de rescate y de intervención de fincas, la tercerización, la ociosidad, el uso no conforme, la titularidad, los conceptos de infrautilización de las tierras, fincas productivas, mejorables y  ociosas,  y el registro de la propiedad.


CIFRAS
0,4% de la población del país se dedica a las actividades agropecuarias, el menor porcentaje del continente
16 estados dependen de la agricultura y están afectados, afirmó Fedeagro