• Caracas (Venezuela)

Economía

Al instante

Fallas y conflictividad ponen tope a la producción

En los primeros seis meses del año la siderúrgica se ha parado por lo menos cuatro veces | Foto Archivo El Nacional

En los primeros seis meses del año la siderúrgica se ha parado por lo menos cuatro veces | Foto Archivo El Nacional

El delegado Carlos Ramírez calcula que este año no llegarán ni siquiera a 1 millón  de toneladas de acero

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Al cierre de 2014 Sidor habrá producido, si acaso, 1 millón de toneladas de acero líquido, el equivalente a 23% de su capacidad productiva.

El delegado de las acerías, Carlos Ramírez, calcula que con las limitantes operativas y la prolongada conflictividad laboral por la discusión de la convención colectiva será imposible remontar la producción del año pasado, de 1,5 millones de toneladas de acero.

Datos del sistema de operaciones indican que en el primer semestre la siderúrgica registró 491.000 toneladas, poco más de lo que en 2007, durante la administración privada, se colaba en un mes.

Si la huelga por una transparente negociación contractual terminara mañana, la estatal tendría serias fallas operativas que atender en su corazón productivo. Por ejemplo, solo funcionan tres de los seis hornos que constituyen las acerías de Palanquillas y Planchones, donde se produce el acero para la fabricación de cabillas y laminados. 

Ramírez señaló que el gobierno necesita invertir en la restitución de tres hornos desincorporados, de los cuales dos fueron desmantelados para poner a funcionar el resto de la línea.

Bajo esas condiciones, advirtió, “es imposible llegar a 1 millón de toneladas; eso sin contar el déficit de insumos”.

Las grúas de las acerías, además, no pueden operar con normalidad por  corrosión y debilitamiento de las vigas que sostienen la estructura.

Aunque el Ministerio de Industrias proyecta alcanzar 3,5 millones de toneladas de acero líquido en 2015 con un sostenido plan de inversiones, se desconoce hacia dónde será dirigido el apalancamiento.

Pero, aparte de los insumos, el gobierno no ha conseguido el recurso más importante: la confianza de los trabajadores y la paz laboral.

En los primeros 6 meses del año Sidor ha sido centro de por lo menos 4 paros de más de 20 días continuos. El más reciente comenzó hace 5 días, con exigencia de que sean mostradas las actas originales del nuevo contrato colectivo firmado con un sector del Sindicato Único de Trabajadores de la Industria Siderúrgica y Sus Similares, Sutiss.

Por la paz laboral
Los trabajadores que mantienen la protesta por la aprobación transparente del contrato colectivo exigen que sean mostradas las actas originales de la convención que regirá sus beneficios hasta 2016.

Se trata de 11 cláusulas económicas que implican las definiciones legales, el tabulador de los 14.000 trabajadores, el aumento salarial, la participación en las utilidades, el tiempo de viaje, pago adicional por antigüedad en el trabajo, vacaciones y bonos, plan vacacional y plan de jubilación, así como las concernientes al horario de trabajo, jornada semanal y turnos de trabajo.

“Nosotros queremos que se aclare esta confusión, que venga alguien del gobierno, bien sea el ministro de Industrias, una persona importante que nos aclare esta situación”, dijo el trabajador Elio Martínez, al ser consultado sobre el conflicto en el portón III de Sidor.

Un técnico de la acería de Palanquillas, Javier Eduardo, opinó: “Yo  veo bien el contrato, por lo que se ha dicho, pero por otra parte existe mucha desconfianza por cómo se dieron las cosas; todo está  por aclarar porque lo que queremos es paz”.