• Caracas (Venezuela)

Economía

Al instante

Fabricantes exigen no convocar a importadores al Sicad

Los proveedores internacionales suspendieron el crédito al gremio por falta de pago. Cadivi les debe 203 millones de dólares

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

La Cámara de Fabricantes Venezolanos de Productos Automotores afirmó -a través de un comunicado- que las operaciones del gremio están comprometidas por la falta de materias primas.

En lo que se refiere a los insumos nacionales, el texto señala que las empresas básicas encargadas de proveer acero, aluminio y productos petroquímicos presentan fallas severas de suministros. Sobre los materiales importados, el comunicado expresa que el crédito con los vendedores internacionales está suspendido por la falta de liquidación de divisas que debe efectuar la Comisión de Administración de Divisas.

Ante este panorama, Favenpa exige al gobierno que no convoque otra vez a los importadores de autopartes a una subasta del Sistema Complementario de Administración de Divisas, y que dedique esos recursos a la industria nacional, a liquidar los dólares pendientes desde hace más de 150 días, a autorizar a las ensambladoras el material de ensamblaje importado para vehículos que corresponde a 2014 y a no importar más automóviles terminados.

La deuda total de Cadivi con el sector llega a 203 millones de dólares, pero de este monto 126 millones de dólares presentan demoras de más de 150 días. “Hay casos que superan los 500 días, por lo que el crédito externo está virtualmente detenido”.

La caída en los inventarios por la falta de insumos impide que los fabricantes abastezcan al mercado de repuestos, en el que hay más de 4 millones de vehículos.

La poca actividad que han tenido las automotrices, que en los últimos meses han reducido progresivamente la fabricación por la falta de materiales, impacta significativamente el sector. “Nuestros pedidos están al mínimo o en cero dada la baja producción de las ensambladoras de vehículos locales”.

La delicada situación del gremio pone en riesgo 60.000 empleos.