• Caracas (Venezuela)

Economía

Al instante

Venezuela tiene opciones para exportar alimentos a Brasil

Samuel Ribeiro en el marco del foro de la Asociación Venezolana de Ejecutivos

Samuel Ribeiro en el marco del foro de la Asociación Venezolana de Ejecutivos

Este miércoles se llevó a cabo el foro de la Asociación Venezolana de Ejecutivos, en Caracas, en donde se discutieron varias de las políticas que hicieron a Brasil la potencia que es hoy en día y se habló de la posibilidad de implantarlas en Venezuela

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

“Yuca, plátano, batata y algunas frutas tropicales son una oportunidad de Venezuela en Mercosur”. Así lo afirmó el experto agrícola Samuel Ribeiro en el marco del foro de la Asociación Venezolana de Ejecutivos, que se llevó a cabo este miércoles en Caracas y que contó con varios expertos que recomendaron copiar algunas de las políticas brasileños para reimpulsar la economía venezolana.

Durante su intervención, Ribeiro aseguró que Venezuela debe iniciar rápido su independencia alimentaria, debido a que la crisis de Europa es una oportunidad para América Latina, ya que este continente es capaz de producir alimentos de calidad y baratos para abastecer a Europa. Para ayudar al crecimiento de la producción de alimentos, el experto agrícola adelantó varias de las medidas que tomó Brasil para impulsar su agricultura y aumentar la exportación de alimentos.

“La agricultura requiere cambios paulatinos que no afecten a los sectores más débiles y frágiles”, aseveró Ribeiro al tiempo que instó al Gobierno venezolano a potenciar la venta o el alquiler de tierras agrícolas en el país, no a restringirlo, así como también asegura que es necesario financiar nuevas tecnologías agrícolas y mejorar la situación de las agroindustrias, tal y como se hace en el país hermano.

Ribeiro aseguró que para que la agricultura crezca de forma sostenida, es necesario respetar el derecho de propiedad de la tierra y concentrar el financiamiento en el desarrollo de toda la cadena de producción desde lo primario hasta el comercio. “El Estado de Brasil tiene un rol de coordinador de las políticas agrícolas, no de productor”, aseveró el experto agrícola.

Asimismo reveló que en 1980 la producción de granos en Brasil era de 51 millones de toneladas, en la actualidad se producen 168 millones de toneladas, lo que representa un aumento del 329%. Propone Ribeiro, eliminar los controles, reducir los aranceles y fomentar una apertura financiera, ya que en Brasil contribuyó a mejorar la agricultura. “La agricultura en Brasil comenzó a caminar con sus propias piernas”, acotó Samuel Ribeiro en el marco del foro AVE.

Por otra parte, el profesor del IESA, Carlos Machado Allison aseguró que es necesario copiar el modelo de Brasil principalmente con la desregularización de la economía agrícola ya que, según el experto, en Venezuela las importaciones de alimentos están entre 5 y 6 mil millones de dólares. “Si hubiesen políticas agrícolas buenas en Venezuela se podrían estar exportando 4 mil millones de dólares”, acotó.

Asimismo indicó que Brasil exportó en 2010 62mil millones de dólares en rubros agrícolas. “Brasil está en el cuarto lugar de exportaciones de alimentos pero en poco tiempo será el segundo exportador mundial”, explicó Machado.

En tanto, el economista y administrador Henri Philippe Reichstul, habló sobre la política petrolera de Brasil e indicó que a finales de 1997 “se rompió el monopolio petrolero de Brasil” diversificando su economía y abriendo el sector petrolero a la inversión privada, razón por la cual Petrobras “tuvo que adaptarse”.  “En 2015 Brasil se convertirá en exportador de petróleo”, consideró Reichstul.

El experto Altivo Roberto de Almeida, también intervino en el foro, para hablar sobre el programa Hambre Cero en Brasil, orientado a “garantizar la seguridad alimentaria mediante cantidad, calidad y regularidad”.  “La superación de la pobreza y de la miseria se basa en mejorar el ingreso de la población”, precisó Almeida al tiempo que destacó que “en Brasil se crearon condiciones para que la gente superara la pobreza”.

Detalló que una de las políticas brasileñas fue mejorar el ingreso de los habitantes por medio de la aprobación de la tarjeta de alimentación o bolsa de familia. Asimismo explicó que se promovió la producción de alimentos, la manutención de provisiones nacionales, canastas básicas de emergencia, y se combatió la desnutrición infantil. “Los recursos para combatir el hambre tienen que ir a quienes realmente lo necesiten”, acotó.

Asimismo precisó que en Brasil se institucionalizó el tema de la seguridad alimentaria como una política de Estado y no de gobiernos de turno.  “En Brasil es un problema de Estado que la gente no tenga qué comer”, indicó al tiempo que acotó que “el Estado no vende alimentos, sino que crea condiciones para que los productores ofrezcan productos”.