• Caracas (Venezuela)

Economía

Al instante

Escasez de repuestos encarece reparación de vehículos

Carros | AVN

Carros | AVN

Servicio general de kilometraje, arreglo de frenos y tren delantero son los de más demanda

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Dueños y encargados de talleres mecánicos coinciden en que la escasez de los repuestos se ha agravado desde el año pasado. Luego de la devaluación del mes de febrero y la eliminación del Sistema de Transacciones con Títulos en Moneda extranjera la situación se ha tornado aún más crítica.
“El sistema automotor está mal en todo nivel: repuestos, las vías en mal estado y las colas incrementan el desgaste de los carros”, afirmó Jesús Atencio, dueño de un taller mecánico en El Junquito. Agregó que el servicio de kilometraje que solía hacerse cada 16.000 kilómetros debe realizarse ahora cada 5.000 km.
El servicio general de kilometraje, reparación de frenos y tren delantero son los más demandados en talleres de la capital y la Gran Caracas. Un servicio para chequeo y cambio de filtros, aceite, aire acondicionado y bomba de gasolina para un carro pequeño puede estar entre 1.200 y 2.000 bolívares, dependiendo del tipo de aceite que se escoja y si los filtros son originales o genéricos.
El mismo servicio para una camioneta varía entre 3.500 y 4.000 bolívares. Un filtro original cuesta entre 180 y 200 bolívares, mientras que el genérico está entre 50 y 80 bolívares.
La reparación de suspensión tampoco es económica. Los amortiguadores para un carro pequeño oscilan entre 1.900 y 4.200 bolívares cada uno, sin incluir mano de obra. Para una camioneta se consiguen entre 3.500 y 4.000 bolívares cada uno, por lo que para cambiar los 4 amortiguadores que lleva un vehículo se puede pagar hasta 12.400 bolívares, más el costo de mano de obra.
Angelo Rossati, propietario de un taller mecánico en Piedra Azul, lamentó el declive del negocio. “No puedo decir que trabajamos a pérdida, pero hace un par de años podíamos percibir una ganancia de entre 30% y 35%. Hoy, si ganamos 18% es mucho. Prácticamente no hemos subido los precios de mano de obra, el encarecimiento es por los repuestos que cada vez se consiguen más caros”.
Dijo que existe una percepción errada de los talleres mecánicos, que han dejado de tener precios preferenciales en plantas automotrices donde antes podían adquirir los repuestos a menor costo. “A veces da miedo decirle al cliente: ‘Te cambié dos cositas y son 16.000 bolívares’. La gente cree que si cobramos 20.000 nos estamos haciendo millonario, pero resulta que sólo en repuestos gastas 16.000. Hasta mediados del año pasado, la espera promedio era de una semana. Luego se volvieron 10 días, ya vamos por 15 días y hasta mes y medio. A veces llega el repuesto por la mitad o te dicen que no había”.

Costo cada vez mayor. René Figueredo reparó todo el tren delantero de su carro del año 2006 hace menos de seis meses. Contó que ya una de las partes que le cambiaron se dañó nuevamente. “Entre enero y diciembre le cambié amortiguadores, terminales, mesetas, espirales y base de amortiguadores. Por el estado de las vías y los huecos que se vuelven inevitables porque a veces ni se ven, ya los amortiguadores y las bases están fallando otra vez”,
Añadió que no tuvo obstáculos mayores para conseguir los repuestos, pero sí para adquirirlos en un precio razonable. Entre el costo de repuestos y mano de obra, pagó 3.600 bolívares por las mesetas, 3.000 los terminales, 2.500 por 2 amortiguadores, 1.100 por 2 espirales y 1.200 bolívares por las bases de los amortiguadores.
Debido a la merma de producción nacional en materia automotriz y la dificultad para las importaciones, el costo de adquisición de repuestos se hace más elevado.
Angelo Rossati refirió casos en los que ha tenido que pagar el envío de repuestos desde el oriente del país, o ciudades como Maracay y Valencia. Jesús Atencio recordó que anteriormente se podían importar algunos repuestos desde Colombia, pero que ahora los prohíben en la frontera. “Hay mucho ‘matraqueo’ en la zona, y al final legalizarlos cuesta más que el repuesto en sí”.
Mencionó que algunas partes de la suspensión de los carros, como los espirales y las ballestas, se producen en Venezuela. “Eso se hace acá, pero las fallas de las siderúrgicas hacen que merme la producción, no despachan y hay que importar. Igual ocurre con el sistema de gomas, las mangueras y correas”.

No recomiendan genéricos
“Los repuestos genéricos, que en su mayoría vienen de China, no tienen la misma calidad. Si algo te podía durar un año, ahora dura cinco meses. Hay carros que no admiten ningún tipo de genérico”, afirmó Jesús Atencio, dueño de un taller mecánico en El Junquito. Relató que pocas veces les asignan divisas por medio de Cadivi y que el trámite se dificulta o no se concreta cuando la mercancía proviene de México, Estados Unidos, Japón o Canadá.
Mencionó tres casas automotrices para las que los repuestos originales están sumamente escasos. En una de ellas ha percibido un aumento de precio de 122% desde octubre de 2012 hasta la fecha.
“A veces he tenido que rechazar clientes que quieren arreglar algo para lo que no se consigue repuesto. También pasa que vienen con el repuesto ya comprado, pero debo rechazarlos igual porque sé que no son de calidad y van a dañarse nuevamente en corto tiempo”, agregó Atencio.