• Caracas (Venezuela)

Economía

Al instante

Escasez de harina de trigo limita producción de pan

Las panaderías esperan hasta 15 días por los pedidos de harina de trigo, cuando antes sólo tardaban 2 | Germán Lugo / Archivo

Las panaderías esperan hasta 15 días por los pedidos de harina de trigo, cuando antes sólo tardaban 2 | Germán Lugo / Archivo

Representantes del sector prevén que el suministro del producto se normalice en 20 días aproximadamente

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Las panaderías comenzaron 2013 con cambios. Redujeron la producción, la variedad y los horarios de venta de pan debido de la escasez de harina de trigo. “Dejamos de hacer lo que llamamos ‘la quincallería’, que son los panes de queso, de leche y de mantequilla, para garantizar los panes salados, que son los que más se consumen”, dijo José Oliveira, gerente de una panadería en El Cafetal.
“Antes vendíamos pan todo el día, desde las 7:00 am hasta las 8:00pm, pero ahora sólo lo tenemos disponible entre 10:00 am y 6:00 pm”, señaló José Manuel Goncalves, gerente de una panadería en Caurimare.
La escasez de harina de trigo, que comenzó a sentirse a finales del año pasado y se agudizó a inicios de este año, se debe a un conflicto laboral en Monaca –empresa procesadora de cereales que cubre alrededor de 35% del mercado– que se prolongó por dos meses e interrumpió la producción y distribución del producto, indicó el presidente de Fevipan, Tomás Ramos.
Aunque a finales de 2012 se resolvió el problema y se reanudaron las operaciones en la empresa, Ramos indicó que los despachos a todo el país aún son irregulares. Dijo que el suministro se normalizará en más o menos 15 y 20 días: “Los feriados de diciembre, y todas los protocolos necesarios para poner en marcha nuevamente la producción toman su tiempo”.
Oliveira señaló que desde hace un poco más de dos meses no recibe despachos de Monaca. Dijo que antes del conflicto laboral en esa empresa, sus pedidos de harina de trigo eran atendidos en 2 días, pero ahora tardan entre 10 y 15 días: “Para que el inventario de harina de trigo nos alcance hasta que nos llegue un nuevo lote y mantener la oferta de pan, redujimos la producción. A veces hasta dejamos de hacer sobaos y campesinos para garantizar las canillas, que es la variedad que está regulada”.
El presidente de Fevipan indicó que desde hace año y medio el pan canilla está regulado a 5,52 bolívares el kilo. Dijo que es necesario que se revise el precio porque no cubre el costo de producción.
Goncalves señaló que hay días en que en la panadería que dirige no hay ningún tipo de pan: “Según con el inventario que contemos hacemos o no pan. Hay días en que no tenemos canillas, y cuando las tenemos sólo vendemos dos por persona”.

Con sobreprecio. En algunas panaderías del centro de Caracas la situación del abastecimiento es distinta. Los vendedores no limitan la cantidad de canillas que comercializan por persona, pero venden las unidades con sobreprecio.
“Aquí es raro cuando consigues canilla. Por lo general el pan que siempre hay es el sobado, que lo venden en 12 bolívares el kilo. Si tienes la suerte de conseguir pan canilla, entonces no te lo venden por peso sino por unidad”, dijo Andreina Ojeda, cliente de una panadería en Candelaria.
En las panaderías, cada canilla se vende hasta en 3 bolívares, y se ofrecen una variedad que llaman enriquecidas –con ajonjolí– hasta en 5 bolívares la unidad.
“Yo pido que me despachen un kilo y me lo venden, pero si no se los pides así entonces te lo cobran más caro”, señaló Josefina Rondón cuando compraba en una panadería en Bellas Artes.
Los consumidores se quejan del sobreprecio en los panes. Sin embargo, coinciden en que a veces es preferible pagar más y tener la garantía de conseguir el producto.
“En la mayoría de las panaderías tienen las listas de precios y aparece en cuánto están reguladas las canillas, pero aún así te las cobran más caras. Dicen que el saco de harina siempre sube y que deben vender los panes por encima del monto establecido”, dijo Ricardo Pérez, cliente del mismo establecimiento en Bellas Artes.
La semana previa al 24 de diciembre, por la comercialización del pan de jamón, Oliveira, el gerente de la panadería en El Cafetal, dijo que el saco de harina aumentó hasta 101,34%, al pasar de 298 a 600 bolívares.

En Los Andes
La escasez de harina de trigo también afecta a Mérida. Las panaderías muestras sus vitrinas vacías y con muy poca variedad, sólo se consiguen pan regulado, isleño y francés; las canillas, el campesino y aliñado están ausentes.
Luis Zerpa, pequeño panadero, dijo que el último despacho de harina de trigo fue asignado casi todo a las grandes panaderías, mientras que las de mediana y pequeña sólo pudieron obtener dos bultos.
En San Cristóbal, en cambio, se observa gran variedad de panes dulces y salados. De acuerdo con algunos administradores de estos establecimientos, no han tenido mayores inconvenientes para adquirir los insumos ni la producción se ha visto afectada.

El Dato
Después de Navidad algunas panaderías redujeron el número de panaderos porque la escasez de harina hizo que mermaran las operaciones de los establecimientos