• Caracas (Venezuela)

Economía

Al instante

Escasean tubos de ensayo para exámenes de sangre

Hay escasez de reactivos para diagnosticar VIH, VDRL, hepatitis, sífilis y dengue

Hay escasez de reactivos para diagnosticar VIH, VDRL, hepatitis, sífilis y dengue

Bioanalistas coinciden en que en los últimos tres meses se ha agudizado las fallas de insumos

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Perfil 20, insulina basal, insulina post pandrial y antígeno prostático fueron los exámenes que se hizo ayer el señor Arturo Barrios en un laboratorio especializado en estudios endocrinológicos en Los Palos Grandes. En total pagó 980 bolívares, pero aunque le pareció alto el monto, lo que más le sorprendió fue que por escasez de materiales el perfil le quedó incompleto, pues no se pudo hacer uno de los análisis más sencillos: el de orina.

“Lo que sucede con los exámenes de orina y heces es que faltan unas laminillas en las que se colocan las muestras para poder ponerlas en el microscopio. En varios laboratorios no hay y donde lo consigues es poco lo que queda en existencia”, dice Nurys Cárdenas bioanalista de un laboratorio vecino.

El desabastecimiento de insumos en el sector, propiciado por los retrasos en la asignación de divisas para las importaciones, ha sido señalado en reiteradas oportunidades. Las denuncias por falta de reactivos no son nuevas, pero en los últimos tres meses se ha agravado la escasez de lo que denominan material consumible: tubos de ensayo, laminillas y hasta guantes e inyectadoras.

“La ausencia de los materiales ha hecho que regresemos a prácticas de hace años. Lo que ocurre con los tubos de ensayo es que como no se consiguen los que vienen con los anticoagulantes en algunos laboratorios tienen que prepararlos, y aunque se hace con meticulosidad hay más posibilidad de errores”, señala una bioanalista de un laboratorio en Los Ruices que prefirió no ser identificada.

En el lugar en el que trabaja no se pueden hacer desde julio exámenes confirmatorios de VIH por falta de reactivos. Tampoco hay para hacer VDRL, hepatitis, ni sífilis, necesarios antes de una operación.

Cristino García, director ejecutivo de la Asociación Venezolana de Clínicas y Hospitales, indica que en el caso de los exámenes para diagnosticar enfermedades recurrentes como el dengue y la fiebre chikungunya el Ministerio de Higiene se reservó las pruebas de despistaje y para que un laboratorio privado pueda hacer el estudio debe comprarlo a un importador que tenga una línea de crédito abierta en el extranjero.

 Señaló que la contraloría sanitaria del ministerio está intervenida desde hace mes y medio y eso ha retrasado la entrega de registros sanitarios para que proveedores independientes puedan traer reactivos.

 

Ruleteo por análisis. Las especialistas señalan que cada vez es más frecuente que tengan que referir a los pacientes a otros laboratorios en los que saben que quedan insumos para hacerse exámenes.

Agregan que la solidaridad entre los propietarios de laboratorios es lo que ha hecho que muchos sigan con las puertas abiertas. “Aquí si yo no tengo algo se lo pido a otro centro en el que sé que tienen, y cuando yo consigo se lo regreso. Pero no aceptamos dinero, cambiamos material por material para que todos tengamos”, añadió Cárdenas.


El DATO:

En los laboratorios clínicos hay máquinas que solo pueden trabajar con un material de una marca  específica, pero las fallas de distribución han obligado a los bioanalistas a emplear otros materiales, que aunque cumplen con el trabajo del diagnóstico afectan el buen funcionamiento del equipo.  “Es un riesgo que corremos porque lo importante es seguir haciendo los exámenes, pero cuando uno mete material que no es el indicado hay riesgos. Y cuando viene un técnico te cobra para repararlo lo que ganas en un mes”, señala una bioanalista de un laboratorio en Los Ruices que prefirió no ser identificada.