• Caracas (Venezuela)

Economía

Al instante

Empresas no pudieron recuperar producción

Empresas básicas

Empresas básicas

Venalum, Alcasa, Bauxilum y Carbonorca operan por debajo de su capacidad por escasez de insumos y desincorporación de celdas

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Caída en la producción, recorte de los beneficios laborales y aumento de la conflictividad signaron la actividad de las empresas básicas de la Corporación Venezolana de Guayana durante el año pasado. Venalum desincorporó el mayor número de celdas en su historia, Alcasa opera en los niveles más bajos en sus 45 años de trayectoria, Bauxilum dejó de producir alúmina por primera vez por escasez de un insumo y Carbonorca pasó poco menos de la mitad del año sin producir.

De acuerdo con el director laboral de Venalum, Luis Vásquez, la producción no mejorará por tres factores: la desatención del Ejecutivo, la crisis energética que obligó a mantener el mínimo de celdas conectadas y la improvisación de la gerencia. “Hemos producido 146.000 toneladas, muy por debajo de lo que producimos el año pasado que fueron 266.000 toneladas. Si continúa el problema con las materias primas lo más seguro es que la producción merme 50% más en 2013”, dijo.

El secretario de finanzas del Sindicato de Trabajadores de Carbonorca, William Hernández, sostiene que la capacidad de producción de la empresa no superará 36% de su diseño en molienda y compactación este año. Tampoco en Bauxilum podrán superar 50% de la capacidad instalada. De un parque de 396 celdas, Alcasa mantiene operativas sólo 120, 40 celdas menos que al finalizar el 2011.

Sin embargo, si bien se agudizó la crisis de las empresas básicas el año pasado, desde 2008 la producción ha caído de manera sostenida, afirmaron sindicalistas.

 

Sidor en caída. En el caso de la Siderúrgica del Orinoco hasta octubre de 2012 había producido 1,5 millones de toneladas de acero líquido, de acuerdo con cálculos de la estatal. Esa cifra representa 49,6% de la meta anual que es de 2,7 millones de toneladas.

Pedro Acuña, representante ante la junta directiva de Sidor y de los accionistas Clase B, estima que la acería no superará los 2 millones de toneladas, de una capacidad instalada de 4 millones. Durante 2012, los trabajadores denunciaron escasez de equipos móviles, implementos de seguridad y herramientas para llevar al máximo la producción.

El trabajador del área y ex director laboral, José Jiménez, indicó que es primera vez que la acería se detiene por escasez del insumo. Sostiene que mientras no haya una dirección dedicada a la empresa será imposible mejorar el ritmo de producción.

En cambio, de las empresas briqueteras la única que experimenta niveles de producción cercanos a su capacidad instalada, es Comsigua, antigua propiedad de un consorcio japonés.