• Caracas (Venezuela)

Economía

Al instante

Empresas latinoamericanas disminuyeron uso del cheque

Las compañías utilizan tarjetas de crédito para todo tipo de pagos

Las compañías utilizan tarjetas de crédito para todo tipo de pagos

Visa informó que los consumos de compañías venezolanas cancelados con plástico sumaron 277 millones de dólares

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Gran Bretaña decidió eliminar de manera progresiva el uso de los cheques y fijó el 31 de octubre de 2018 como la fecha límite para su desaparición definitiva. Las empresas que impulsaron esta modalidad de pago ahora buscan alternativas en las que las transferencias bancarias directas y el plástico son las primeras opciones. Nada más en América Latina las empresas pagaron con tarjeta de crédito cerca de 7,8 millardos de dólares de sus gastos durante el año 2011.

Las grandes firmas trabajan cada vez más en la eliminación de los cheques. "Cuanto más avanzado es el mercado menos cheques utilizan las empresas y más pagos hacen con tarjetas. Gastos de viaje y representación es un segmento en franco crecimiento en la región, pero también vemos que las Pymes ahora usan más sus tarjetas", dijo Diego Rodríguez, director de Soluciones Comerciales de Visa para América Latina y el Caribe.

En Venezuela se pagaron 277 millones de dólares al cierre de 2011, de acuerdo con el índice de consumo comercial anual elaborado por Visa, que contabiliza los pagos efectuados por empresas a otras empresas. El país ocupó el sexto lugar por el volumen de pagos hechos con la tarjeta corporativa, que en su mayoría se destina para la cancelación de gastos de viaje de los gerentes, pero también para la reposición de inventarios y compra de suministros.

"Las compañías utilizan tarjetas de crédito para todo tipo de pagos. Pequeñas empresas de construcción lo hacen para comprar materiales de plomería y albañilería en los grandes almacenes. Otros comercios como los restaurantes las emplean para adquirir al por mayor los suministros para la operación de la semana. El abanico de rubros es muy amplio, pero lo que sí vemos es que los bancos ahora son más proactivos para extenderle créditos a la pequeña y la mediana empresa", agregó.

En 2011, las empresas venezolanas incrementaron 25% los pagos que realizaban con las tarjetas con relación al año anterior. La expansión fue proporcional entre las medianas y las grandes, pero las Pymes sí tuvieron una mayor expansión.

En conjunto las compañías nacionales representaron 4% de todos los consumos empresariales efectuados con plástico en la región.

Brasil a la cabeza El liderazgo en América Latina para abandonar el cheque como forma de pago lo tiene Brasil. 3,95 millardos de dólares fueron cancelados con el plástico en 2011, que representa la mitad de todo el consumo empresarial de la región.

"El producto empresarial más tradicional es la tarjeta corporativa, pero para Brasil y Argentina diseñamos dos instrumentos más específicos: Visa Agro y Visa Flota. El pago del combustible y el mantenimiento de los vehículos de carga se hace con esta tarjeta que las empresas entregan a sus empleados para que la utilicen en su operación diaria", indicó el director de Soluciones Comerciales de Visa para Latinoamérica.

México y Argentina ocuparon el segundo y tercer lugar, respectivamente, por volumen de pagos dentro del índice de consumo comercial de Visa, en el que se incluyeron 27 países de la región. Una diferencia de consumos de 763 millones de dólares separa a ambos países.

Sin embargo, Argentina destacó por la implementación del crédito específico para el sector agroalimentario.

La compra de semillas, fertilizantes, herbicidas, cualquier clase de maquinaria agrícola y sus repuestos, sistemas de riego, productos veterinarios y alimentos para las reses, aparte de los combustibles y los lubricantes son parte de los rubros que ahora son financiados directamente con la tarjeta de crédito que ofrecen en Argentina, desde bancos grandes como HSBC y Santander Río hasta entidades nacionales como el Banco Santa Fe.

Colombia ocupó el quinto lugar, pero su dinámica tiene similitudes con Venezuela porque en ese país las Pymes también impulsaron el aumento de la tarjeta de crédito como forma de pago. Un total de 354 millones de dólares consumieron las empresas colombianas con el plástico, en especial en los gastos de viaje y representación que pueden ser más fácilmente rastreados y contabilizados a través de la tarjeta de crédito.


La llegada de la billetera electrónica a España

La batalla entre Visa y Mastercard, las dos empresas proveedoras de pagos electrónicos con mayor cobertura en el mundo, es por la apropiación de la mejor tecnología para convertir al celular en un mecanismo de pago. La billetera electrónica, como se conoce la modalidad, funciona simplemente al acercar el celular a un punto de venta, y está disponible en la cadena de tiendas de Carrefour en España desde julio del año pasado.

En Colombia y Brasil existen proyectos piloto para la utilización de la nueva forma de pago electrónico y su masificación depende de que tres actores lleguen a acuerdos: los bancos, las telefónicas y las marcas de tarjetas. En Uruguay esperan que entre en funcionamiento en el año 2014. En Venezuela, con su alta penetración de teléfonos inteligentes, podría constituirse, además, como un mecanismo para fortalecer la bancarización en los sectores más populares.