• Caracas (Venezuela)

Economía

Al instante

Empresas queman inventarios mientras esperan por nuevo esquema cambiario

Dólares / Eleonora Delgado

Foto Eleonora Delgado / Archivo

Eduardo Garmendia, presidente de Conindustria, dijo que si no se especifica pronto el funcionamiento de los nuevos sistemas, en cuestión de semanas se pueden paralizar líneas de producción 

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Diez y ocho días han trascurrido desde que el presidente Nicolás Maduro anunció el nuevo esquema cambiario que se regiría por tres tasas. Hasta el momento solo se sabe que los sectores de alimentación y medicinas continuarán recibiendo divisas a 6,30 bolívares por dólar. El resto de las industrias desconoce con qué tipo de cambio van a poder importar. Mientras esperan claridad agotan los inventarios de materia prima, aseguran analistas.

“Los sectores que el gobierno no considera prioritarios están en un limbo. Al igual que los particulares. Hay una gran proporción de empresas a la espera de que se publique el nuevo convenio cambiario con las características de los dos esquemas restantes. Todos están es a la expectativa”, afirmó la economista Jessica Grisanti, de la firma Ecoanalítica.

Eduardo Garmendia, presidente de Conindustria, confirmó la situación por la que atraviesa la manufactura. Aseguró que ningún ente del gobierno se ha comunicado con los empresarios para informarles con qué mecanismo van a poder comprar divisas para continuar operando. “El sistema está trancado. La industria no sabe nada y es imposible que se elabore una estructura de costos si se desconoce cuántos bolívares se deben pagar por dólares. No se puede definir a qué precio se van a vender los productos”, señaló.

Alertó que la mercancía que está llegando a los comercios se ha elaborado con inventarios que hay del año pasado y afirmó que si no se especifica pronto el funcionamiento de los nuevos sistemas, en cuestión de semanas se pueden paralizar líneas de producción.

El economista Pedro Palma coincide en que si se postergan las órdenes de compra de mercancía importada por largos períodos de tiempo, las fallas de abastecimiento que tienen una gran cantidad de productos en el país podrían agudizarse.

El Centro Nacional de Comercio Exterior ha estado entregando divisas a los sectores alimentos y medicinas con ciertos retrasos, refirieron fuentes. Pero el Sistema Complementario de Administración de Divisas, antiguo Sicad I, no adjudica dólares desde octubre. La última vez asignó 549 millones a 313 empresas de diferentes sectores, pero el monto no se ha liquidado en su totalidad.

Empresas del sector químico y del sector metalúrgico están entre las que esperan que se les liquiden los dólares que asignaron en esa oportunidad.  “Los afiliados a los que se les adjudicaron divisas no han recibido ninguna erogación de la subasta 26. No han recibido nuevas autorizaciones de adquisición de divisas, ni autorizaciones de liquidación de divisas. Apenas está llegando al país mercancía importada con dólares de la subasta 24 del Sicad I”, detalló Juan Pablo Olalquiaga, presidente de la Asociación Venezolana de la Industria Química y Petroquímica.

Olalquiaga afirmó que hace dos semanas le solicitaron una audiencia al Cencoex para que les informen sobre los dólares para el sector y para exponer los requerimientos de las empresas que adeudan a los proveedores internacionales 350 millones de dólares. Sin embargo, no han recibido respuesta.

Mercado activo. El Sistema Cambiario Alternativo de Divisas, Sicad II, a diferencia del Sicad I, ha continuado operando. El Banco Central de Venezuela publica a diario el cierre de la tasa (que ronda 52 bolívares por dólar) y datos de Ecoanalítica indican que el promedio de entrega es de 14,8 millones de dólares.

Grisanti agregó, sin embargo, que del total de lo adjudicado solo 40% es usado para importar insumos y productos terminados. Además, a ese mecanismo no pueden acudir las empresas que elaboran artículos con precios regulados porque aumentan sus costos de producción y reflejarían pérdidas. 

Paralelo al alza
La cotización del llamado dólar paralelo ha continuado en ascenso. El 21 de enero, cuando el presidente anunció el nuevo esquema cambiario, un dólar negro costaba 174 bolívares, 18 días después está en 188.      

“El precio del petróleo está muy deprimido y, pese al alza de 5 dólares del viernes, nada nos dice que va a recuperarse. Como ingresarán menos divisas, las expectativas cambiarias son muy negativas y eso hace que el dólar suba”, detalló el economista Pedro Palma.

Afirmó que la política del Banco Central de Venezuela de aumentar la liquidez con dinero inorgánico y las percepciones de riesgo que han aumentado por la detención de directivos de empresas también inciden en el alza.

Los bonos que habían estado descendiendo, han repuntado.  Datos de Arca Análisis reportan que en promedio los bonos soberanos y de Pdvsa subieron la última semana 5,60 y 3,60 puntos, respectivamente.