• Caracas (Venezuela)

Economía

Al instante

El Ejecutivo y empresarios proponen modelos para afrontar la escasez

La cadena de suministro de insumos se encuentra paralizada por falta de divisas | Archivo

La cadena de suministro de insumos se encuentra paralizada por falta de divisas | Archivo

El Estado domina 64% de la distribución al detal de rubros regulados y los privados, el procesamiento. El gobierno quiere dominar la producción de alimentos en tres años

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Félix Osorio, ministro de Alimentación, presentó un plan para incrementar la producción de alimentos en las plantas del Estado en tres años y desplazar al sector privado.

“Las empresas privadas tienen el dominio sobre la producción y el Estado tiene la más grande red de distribución de alimentos del país. Esto tiene que revertirse a favor del gobierno. Por eso tenemos un plan con importaciones masivas”, dijo Osorio.

Actualmente el gobierno controla 64% de la venta de 14 alimentos básicos en su mayoría con precios subsidiados y regulados: arroz, pollo, carne de res, azúcar, leche en polvo, pastas, harina de maíz, harina de trigo, caraotas, aceite, arvejas, mortadela, margarina y lentejas  a través de la Misión Alimentación, según la Memoria y Cuenta 2013 del Ministerio de Alimentación. En ese año este programa distribuyó más de 4,01 millones de toneladas.

Desde hace tres años el Estado también centralizó las importaciones de algunas materias primas para las agroindustrias, en la empresa Corporación de Abastecimiento y Servicios Agrícolas; sin embargo, el procesamiento de harina de maíz, arroz, aceite, leche en polvo, pastas y otros rubros aún continúa en manos de agroindustrias privadas.

El Ministerio de Alimentación tiene adscritos 21.130 establecimientos, la mayoría –casi 13.451 locales– está ubicada en puntos de venta de Mercal, 942 de la red de Pdval y 50 de la red de abastos Bicentenario a lo que se suman 84 farmacias de Farmapatria. En la parte social tiene 6.000 casas de alimentación, 136 abastos Venezuela, 135 areperas y 93 panaderías.

En la parte de procesamiento y producción el despacho de Alimentación administra 32 unidades de propiedad social de Lácteos Los Andes y 57 plantas de distribución y comercialización de leche y productos derivados. A eso se suman 34 plantas productoras y empaquetadoras de alimentos, 3 empresas de transporte, 34 silos, 7 frigoríficos, 21 centros de acopio y depósitos, y 3 plantas de refrigeración.

Pese a toda esta infraestructura agroindustrial, el ministro Osorio asegura que el Estado no controla la producción. De allí que el gobierno proponga ahora un modelo para afrontar la escasez de los artículos de la canasta alimentaria.

La Cámara Venezolana de la Industria de Alimentos también cuenta con un plan para incrementar la producción. Pablo Baraybar, presidente del gremio, insiste en que se flexibilicen los precios, se faciliten las divisas a las empresas privadas y se cedan las fábricas improductivas del gobierno al sector privado agroindustrial para reactivarlas.


Propuestas contratantes


Ministerio de Alimentación:

1.     Incrementar la capacidad de producción de 68 plantas procesadoras del Estado y empaquetadoras de alimentos, que permitirá pasar de 73.399 toneladas al mes a 160.991 toneladas mensuales, lo que equivale a un incremento de 119%

2.     Invertir 24,90 millardos de bolívares en este plan llamado segundo plan de expansión de la Misión Alimentación para ejecutarse entre 2014 y 2016.

3.     Aumentar de 155 establecimientos directos a 1.220 indirectos los puntos de venta, así como fortalecer y adecuar 291 puntos existentes como Mercal, Pdval y abastos Bicentenario.

4.     Invertir 18,51 millardos de bolívares en el plan de compras de la Corporación de Abastecimiento y Servicios Agrícolas, para cubrir la demanda mensual de 110.000 toneladas de los productos subsidiados en Mercal.

5.     Aplicar el registro biométrico para controlar la venta de alimentos y frenar las compras nerviosas, la reventa y el contrabando.

6.     Importaciones directas y pagadas con factura petrolera por más de 4,3 millardos de dólares, de alimentos y rubros agrícolas.

Cámara Venezolana de la Industria de Alimentos:

1.      Pagar a los proveedores internacionales y garantizar un mecanismo que permita el acceso a las divisas para la continuidad operativa de los privados.

2.      Sustituir los controles, regulaciones e intervenciones por la sana competencia entre empresas para garantizar el abastecimiento.

3.      Sustituir las importaciones que el gobierno está realizando para sus programas sociales por productos fabricados en Venezuela.

4.      Continuar produciendo a máxima capacidad e incrementar la producción en alimentos de la cesta básica 26% en los próximos 24 meses.

5.      Aumentar la cantidad de proveedores nacionales para sustituir de forma creciente los procesos de importación. Con inversión y las políticas adecuadas se puede duplicar la producción agrícola en los próximos 10 años.

6.      Comprarle al gobierno las fábricas que no están funcionando adecuadamente para ponerlas a producir a su máxima capacidad, lo que se traducirá en 25.000 toneladas adicionales de harina precocida de maíz, 8.000 toneladas de aceite, 8.000 toneladas de leche,1.000 toneladas de café y 40.000 toneladas de azúcar al mes.