• Caracas (Venezuela)

Economía

Al instante

The Economist: La crisis continuará sin una gran inyección de dólares de Pdvsa

La revista británica advierte sobre el riesgo del cierre de empresas, incluidos periódicos, por la falta de divisas. “Mientras el gobierno no abandone su antipatía hacia el capital privado, la escasez de bienes es susceptible de empeorar”, indica

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

La revista The Economist en su edición de esta semana se refiere a los problemas que afrontan las economías de Venezuela y Argentina. Señala que son las dos naciones de América Latina donde los desequilibrios están llegando a un punto de ruptura.

“Ambos países han estado viviendo a lo grande durante años, alegremente repartiendo el producto de un auge irrepetible de las materias primas, petróleo en el caso de Venezuela, la soya en Argentina”, indica la publicación británica especializada en temas económicos. “Ambos han estado usando una combinación de intervenciones de los bancos centrales y los controles administrativos para mantener los tipos de cambio de sus monedas sobrevaluados, y la inflación está en alza”, acota.

Indica que el gobierno de la presidenta de Argentina, Cristina Fernández, por lo menos ha anunciado una liberalización parcial del tipo de cambio, pero no ocurre con la administración de Nicolás Maduro, al tiempo que señala que la situación es delicada para la economía venezolana por la falta de entrada de dólares.

“La crisis continuará sin una gran inyección de dólares de Petróleos de Venezuela, que genera 96% de los ingresos en divisas. Mejores condiciones para los inversores extranjeros en la industria del petróleo aportarían el efectivo que tanto se necesita para aumentar la producción estancada”, señala The Economist. “Mientras el gobierno no abandone su antipatía hacia el capital privado, la perspectiva de la nueva inversión es tenue y la escasez de bienes solo es susceptible de empeorar”, agrega.

La publicación hace referencia al comunicado de Empresas Polar en el que advierte que el gobierno le adeuda 463 millones de dólares para cancelar compromisos con sus proveedores en el exterior y que esa situación pone en riesgo su producción industrial.

También incluye en el texto los problemas que afrontan sectores como el automotriz, agroindustrial, farmacéutico y los medios impresos de comunicación por la restricción de divisas. “Los periódicos están en riesgo de cerrar por falta de papel”, señala.