• Caracas (Venezuela)

Economía

Al instante

“EPA no es mi trabajo, es mi hogar, aquí todos somos una familia”

Los trabajadores manifestaron su solidaridad y compromiso con la cadena de ferreterías | Foto: Alexandra Blanco

Los trabajadores manifestaron su solidaridad y compromiso con la cadena de ferreterías | Foto: Alexandra Blanco

La cadena de ferreterías ofrece descuentos de hasta 70% en los productos, pero lo que más compran son árboles y adornos de Navidad

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Al entrar a EPA de Los Cortijos se observa una pancarta que dice “100% Epanos”. En los brazos las trabajadoras llevaban pintado “Yo amo a EPA” y los hombres lucían en sus franelas chapas con la frase “EPA soy yo”. Una de las gerentes de la tienda afirmó: “EPA no es mi trabajo, es mi hogar, aquí todos somos una familia y vamos a salir de esta”.

Los trabajadores no podían declarar en nombre de la empresa, pero sí expresaron con su cuerpo, pancartas, chapas y avisos en las paredes su sentir, solidaridad y compromiso con la cadena de ferreterías.

El anuncio realizado el viernes 15 por el ministro de Comercio, Alejandro Fleming, a través de su cuenta en Twitter, tomó a los trabajadores por sorpresa. Publicó: “En 70% deberán ajustar los precios en tiendas EPA”, y agregó que según los fiscales a escala nacional, la tienda ferretera habría “obstaculizado el acceso a la información”.

Asimismo, en su cuenta de Twitter: @HgarciaPlaza, el jefe del Órgano Superior de la Defensa de la Economía, Herbert García, indicó los precios de algunos de los productos rebajados. “La caja de herramienta pasó de 689 a 344,50 bolívares; el martillo de 229 a  114.50 bolívares; el juego de destornilladores de 339 a 169,50  bolívares (…)”, y se desató una estampida hacia las tiendas.

Al acecho. EPA es una empresa sólida con años de trayectoria y honestidad, no se pueden juzgar a todos los empresarios y comerciantes como ladrones, dijo una de las empleadas.

Las caras eran de tristeza, pero atendían con cortesía a los clientes. "Los cuñetes de pintura ya se agotaron, disculpe usted", le respondió un empleado a una señora. Tampoco exhibían espejos, tirrajes, taladros ni herramientas eléctricas ni llaves. Los estantes de electrodomésticos estaban vacíos y quedaba poco stock de campanas para cocina.

Ofrecían 70% de descuento en tornillos y 50% en productos de limpieza de baños, cocina, muebles, pisos y vidrios. El resto de los productos tenía 30%. Esto poco importaba. Lo que más se llevan los clientes son árboles de Navidad, adornos y pintura.

La sección de madera ha sido visitada muy poco y en cuatro días transcurridos desde el anuncio de la medida no se han vendido muebles para cocina, en la sucursal de Los Cortijos. Había disponibilidad de pego y bloques, también de grifos para lavaplatos y lavamanos, así como piezas para el sanitario.

Afuera más de 200 personas se encontraron en una fila a orilla de calle y bajo el sol. Había mujeres con niños pequeños y personas de la tercera edad.

Los empleados dijeron que desde el sábado estaban atendiendo entre 800 y 1.200 personas que entraban a la tienda en grupos de 20. Cuatro cajas para cancelar funcionaban sin parar.

“Lo que más nos ha impactado es la reacción de la gente. Se han agolpado a las tiendas y no tienen a ciencia cierta previsto lo que van a comprar. Vienen a ver qué consiguen. Aseguran que como lo han rebajado de precio hay que aprovechar”, contó un vendedor.

El gobierno afirmó que la medida de regulación de precios no afectará el destino de las tiendas y que estas tienen asegurado el reabastecimiento y el otorgamiento de divisas. Sobre la estabilidad laboral del personal aseveró que está garantizada.

Margen de ganancia entre 300 y 1.800%

Hebert García Plaza, jefe del Órgano Superior para la Defensa de la Economía, afirmó en una nota de prensa que Ferretotal y Savake, en Boleíta, Caracas, mantenían un margen de ganancia de entre 300 a 1.800%.

Indicó que son un conglomerado económico en el que funcionan más de tres personalidades jurídicas. “Una importa los productos y la vende con especulación a la otra empresa, a pesar de ser del mismo dueño”.

Agregó que estas empresas serán revisadas con profundidad en vista de que recibieron dólares de Cadivi y del Sistema de Transacciones con Títulos en Moneda Extrajera, por lo que se presume un delito de usura.

La Cifra

250 personas trabajan en la ferretería EPA, en Los Cortijos de Lourdes. Confían en que la empresa saldrá bien librada de la medida de ajuste de precios y podrán conservar sus empleos.