• Caracas (Venezuela)

Economía

Al instante

Dólar libre cuesta 27 veces más que la tasa oficial

Dólares

Dólares

La tasa oficial es de 6,3 bolívares por dólar, mientras que en el nuevo sistema Simadi empezó a ofrecerse a 170

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El dólar en el nuevo mercado libre de Venezuela de divisas cotizó a 170,03 bolívares en su día inaugural, casi 27 veces más que la tasa oficial de Bs 6,30 por dólar, según divulgó este jueves el Banco Central (BCV).

Según el Gobierno Venezolano, este mercado marginal -que supone una devaluación parcial del bolívar- sólo representará entre el 5% y 10% de las divisas que se asignarán en el control de cambio este año, pues aseguran que 70% de los dólares se entregarán a la referida tasa de 6,30 bolívares por dólar para la compra de alimentos y medicinas.

La cotización de este nuevo mercado marginal resultó apenas 10,3% por debajo de la tasa de este jueves del mercado negro, de Bs 189. A este mercado ilegal, conocido en Venezuela comúnmente como paralelo, las autoridades le atribuyen ser responsable de la inflación de 64% en el 2014 y 56% en 2013, y de ser un factor de distorsión en la economía.

Si se calcula el salario mínimo mensual en Venezuela a la tasa de este nuevo mercado, tiene un valor de 33,07 dólares.

El mercado marginal, denominado Simadi (Sistema Marginal de Divisas), entró en vigencia este jueves, contando con una tasa ponderada por el BCV a partir de la oferta y demanda de divisas, según indica la normativa publicada este mismo jueves.

Venezuela, el país de múltiples tasas cambiarias, tiene ahora la tasa Cencoex de 6,30 bolívares para sectores de alimentos y medicinas; el denominado Sicad a través de subastas para sectores no prioritarios y viajeros que empezarán en 12 bolívares; y esta nueva del Simadi.

Y en medio de todo, el dólar negro o paralelo que ronda los 185 bolívares.

Se prevé que la estatal Petróleos de Venezuela será uno de los principales oferentes en este nuevo mercado, donde una tasa considerablemente más alta que las otras dos fijadas por el gobierno le permitirá oxigenar sus finanzas y las del fisco venezolano.

La sequía de divisas en la economía venezolana desde finales de 2012 ha provocado una drástica caída en las importaciones -fundamentales para el abastecimiento del país-, y generando además miles de millones de dólares en deuda comerciales con el sector privado y sus proveedores internacionales.

Asimismo la reducción en la entrega de divisas del control de cambio ha generado la escasez de al menos uno de cada tres productos básicos, con la consecuente acumulación de largas colas de venezolanos en supermercados y farmacias en búsqueda de alimentos y medicinas.