• Caracas (Venezuela)

Economía

Al instante

Disponibilidad de divisas será clave para atender aumento del consumo

La fidelidad del usuario venezolano al Blackberry es tomada muy en serio por RIM / Jonathan Manzano Archivo

La fidelidad del usuario venezolano al Blackberry es tomada muy en serio por RIM / Jonathan Manzano Archivo

Empresas de análisis de mercado calculan que este año la demanda de bienes subirá entre 4% y 5%. Supermercados y agroindustrias señalan que las ventas se han incrementado 30%

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El consumo este año estará determinado no sólo por la cantidad de dinero que esté en manos de la población, sino por la disponibilidad de bienes en los canales de venta al detal.

Empresas de análisis de mercado masivo como Nielsen señalaron, en sus perspectivas para 2013, que el consumo podría crecer 4% si no se altera la disponibilidad de productos, tanto de alimentos como de artículos de limpieza y de cuidado personal, entre otros.

Luis Vicente León, presidente de Datanálisis, refiere que será crucial para atender la demanda que se revisen los precios regulados de aquellos alimentos y productos de limpieza e higiene personal que están congelados, algunos desde hace año y medio.

"La demanda seguirá creciendo impulsada por el gasto público. Estará hiperestimulada. Y creo que el Gobierno necesita mantener a la gente tranquila", dijo León. Datanálisis proyecta un crecimiento del consumo de entre 4% y 5% para este año.

"El problema no será la gente que quiera consumir, sino si la oferta será suficiente para atender esa demanda. Sin duda ha mermado la presencia y la oferta de productos en el mercado y se espera una decisión del Gobierno en el tema cambiario, para dilucidar cómo se va a garantizar el abastecimiento de bienes y servicios en un país dependiente de las importaciones", expresó el presidente de Datanálisis.

Alertó que sin divisas, y con un clima hostil hacia el sector privado, se crea una bomba molotov. "Veremos una devaluación implícita, permitiendo un Sitme a una tasa más elevada y creo que el Gobierno también permitirá una especie de subasta de dólares libres", pronosticó León.

El analista señala que será determinante para el consumo la asignación de divisas y la agilidad con que se liquiden los dólares para comprar materia prima, bienes de capital y productos terminados considerados esenciales por el Gobierno.

León recuerda que hay empresas proveedoras de productos de cuidado del hogar y limpieza que tienen dificultades con las divisas para importar materia prima.

Señala que el retraso entre la aprobación y la liquidación de divisas a través de Cadivi supera los 200 días para las empresas de consumo masivo. Esto, agrega, ha obligado a muchas compañías a que sus casas matrices financien las importaciones. Pero advierte que muchas empresas no aguantarán esa situación.

"Los productos importados sin recibir liquidación son financiados por casas matrices o garantizados con dólares propios. ¿Cuánto más creen que durará esta situación?", dijo León.

Indica que los consumidores están sometidos a una restricción permanente en la oferta y se ven afectados por la disminución en el número de marcas que consiguen para escoger los productos de su preferencia. "La calidad de vida se afecta cuando se pierde la capacidad de elegir producto, marca o empaque y se compra lo que hay, cuando se consigue", dijo.

Otro de los factores necesarios para atender el crecimiento del consumo es que se destrabe la aprobación de certificados de no producción o producción insuficiente que requieren las compañías para justificar sus importaciones y optar por los dólares al tipo de cambio oficial de 4,30 bolívares para determinados productos.

La Cámara Venezolana de la Industria de Alimentos señala que la demanda de productos ha crecido 30% en lo que va de enero. Igualmente, la Asociación Nacional de Supermercados ha indicado que las ventas de alimentos regulados repuntaron en las primeras dos semanas de enero debido a que el despacho de productos se incrementó de forma extraordinaria en los establecimientos de la Gran Caracas.

Poder de compra en caída Para el analista financiero Henkel García, director de Econométrica, es probable que se registre este año un retroceso en el poder de compra del salario mínimo, debido a la aceleración de la inflación entre 25% y 30%, mientras que el aumento de los sueldos con dificultad llegará a 25%. "Estamos previendo para este año un estancamiento o un retroceso del salario mínimo y eso puede influir en el consumo", señala.

García indica que la liquidez, es decir la cantidad de dinero disponible en la economía, abrió 2012 en 444 millardos de bolívares y cerró en 715 millardos de bolívares, según el Banco Central de Venezuela. Acota que no toda esta cantidad de dinero está en la búsqueda de bienes y servicios.

El director de Econométrica agrega que si el precio del petróleo se mantiene o se reduce se afectará la demanda de bienes y servicios en Venezuela.

"Vamos a ver una desaceleración del consumo privado que podría terminar en una contracción al cierre de 2013".

Las cifras del BCV señalan que el consumo privado creció 7,3% en 2012, mientras que en 2011 fue de 4%. García sostiene que para los empresarios, principalmente en el sector comercial, la restricción en el flujo de divisas, tanto por Cadivi como por el Sitme, ha limitado los inventarios y las posibilidades de reponer mercancía.

"Hasta que no se normalice el flujo de divisas y se apruebe un paquete de medidas cambiarias no se corregirá la escasez de divisas y por ende la disponibilidad de bienes en el mercado de consumo masivo seguirá limitada. No vemos una escasez total de bienes aún, pero sí comienzan a detectarse fallas", agrega.