• Caracas (Venezuela)

Economía

Al instante

Discuten propuestas para nuevas políticas petroleras

Foro de Venezuela Constituyente | Foto: Cortesía

Foro de Venezuela Constituyente | Foto: Cortesía

Venezuela Constituyente organizó un foro sobre las medidasd necesarias para impulsar el desarrollo del país

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Venezuela Constituyente realizó este jueves un debate llamado Ideas para la transición: del rentismo al progreso, por una nueva política petrolera, en el que se discutieron las reformas necesarias en materia petrolera en el área de educación, salud, seguridad y otras áreas fundamentales para el desarrollo del país.

Los ponentes invitados al debate fueron Diego González, presidente del Centro de Estudios de la Energía (CEEV) de CEDICE; Humberto García Larralde, coordinador del Centro de Estudios del Desarrollo (CENDES) de la UCV; y José Valentín González, profesor de Derecho de la UCAB. El foro estuvo moderado por Juan Pablo López Gross, responsable de Organización de Voluntad Popular Caracas y contó con una introducción del coordinador nacional de ideas de la tolda naranja, Gustavo Velázquez.

Velázquez se refirió al modelo rentista petrolero, en el que el Estado ejerce el control absoluto de los recursos, por lo que consideró necesario “construir la confianza necesaria para poder invertir, desarrollar y construir, basados en un sistema productivo”.

Valentín González afirmó que en Venezuela hay una conciencia de que todos los venezolanos somos dueños del petróleo, por lo que instó a materializarlo. “Por esto, Venezuela Constituyente planteó el debate como un espacio para recibir propuestas y contrastarlas, en vías a una transición que incluya a los distintos sectores, y que mantenga una política petrolera adecuada a las necesidades de los venezolanos”.

Los ponentes coincidieron en que un proceso de transición debe tener en cuenta la productividad y que debe eliminarse la concepción de Venezuela como un país únicamente petrolero, pues la dependencia del hidrocarburo y su mal manejo han causado estragos en la economía nacional. Para López Gross “es irónico ser el país con las más grandes reservas probadas de petróleo, pero que no consigamos aceite, gas doméstico para nuestras casas, y que en algunos estados haya que hacer largas colas para comprar gasolina”.

Desde 2013, el precio del barril petrolero de la cesta Venezuela bajó de 98,08 dólares a 72,8, lo que representa 25% de caída en ese período. Diego González calificó este declive como “fatal para la economía” y pronosticó que los precios bajos se mantendrán en 2015.

González y García Larralde propusieron la creación de fondos destinados a la inversión de los ingresos petroleros en el desarrollo del país, y hacer llegar los beneficios de la renta a los ciudadanos, tales como fondos de capital social, de infraestructura, de estabilización macroeconómica para hacer frente a dificultades, así como fondos inter-generacionales para pensiones y jubilaciones.

Otra de las propuestas planteadas para hacer frente al oscuro escenario previsto para el próximo año fue la planteada por el catedrático de la Universidad Católica, quien consideró que “para que nazca la república debe morir el petroestado”. Destacó cuatro pilares fundamentales que deben ser reformados: la propiedad de los yacimientos petroleros, el monopolio del Estado sobre la explotación de los recursos, PDVSA como institución única y el poder tributario.

Los especialistas consideraron necesaria la eliminación del control cambiario para estimular la productividad en todos los sectores económicos, pues un tipo de cambio real de equilibrio puede ser la base de un “campo de juego nivelado, donde la competitividad dependa de la productividad”, planteó García Larralde.

El camino a seguir, según Larralde, comprende “superar la siembra del petróleo y el socialismo petrolero con una estrategia social, política y económicamente viable hacia una economía competitiva que no dependa del hidrocarburo”.

López Gross cerró el debate al recalcar la importancia del poder constituyente para lograr el cambio urgente, profundo e incluyente, que incluya el área económica en aras del progreso que necesita Venezuela.