• Caracas (Venezuela)

Economía

Al instante

Dificultad de salir del país impulsa los hospedajes de tiempo compartido

Piscina de uno de los hoteles de la isla de Margarita, Porlamar | Foto: Archivo

Venezuela es el país del continente en el que más se consume este tipo de producto | Foto: Archivo

Venezuela es el país del continente en el que más se consume este tipo de producto

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Los alojamientos de tiempo compartido siempre han sido un producto exitoso por la gama de opciones para vacacionar y la flexibilidad de hacerlo en cualquier momento del año, afirmó Rafael Guerra, presidente de la Cámara de Multipropiedad y Tiempo Compartido.

Destacó que históricamente Venezuela es el país del continente en el que más se consume este tipo de producto y que ocupa uno de los primeros lugares en el mundo.

Agregó que la dificultad de viajar al exterior ha incrementado el uso de este modelo en el país. Resaltó que anualmente se están firmando alrededor de 25.000 contratos nuevos en hospedajes de tiempo compartido. “Ese es un muy buen número para Venezuela, y sobre todo en este entorno económico”.

Aclaró que esa cantidad no necesariamente corresponde a clientes nuevos, sino que también se incluyen los que están renovando los contratos. Por lo complicado de vacacionar al exterior, el grueso de esos contratos es para disfrutarlos en territorio nacional. Guerra indicó que los venezolanos son muy asiduos a utilizar los productos de tiempo compartido en México y Estados Unidos.

“Por lo general las vacaciones se hacen en familia, por lo que pagar varios boletos aéreos en dólares requiere de una erogación alta que no todos pueden hacer. Los que tradicionalmente se iban al exterior ahora vacacionan en los hospedajes de tiempo compartido del país”.

Sobre la posibilidad de algún titular de vender a un tercero su estadía, dentro o fuera de Venezuela, Guerra señaló que siempre ha existido, y que probablemente la dificultad de viajar al exterior haya impulsado el mercado secundario.

Aclaró que es difícil determinar cuál ha sido la incidencia porque se trata de una transacción informal, en la que no participa el hotel. “Incluso, con frecuencia son ofertas que la gente divulga a través de Whatsapp”, afirmó.