• Caracas (Venezuela)

Economía

Al instante

Detectan sobreprecio de 60% en ganado importado

El ganado fue comprado a 2,24 dólares el kilo en Brasil y vendido en Venezuela al equivalente de 12,6 dólares (80 bolívares el kilo) | Foto Eleonora Delgado / Archivo

El ganado fue comprado a 2,24 dólares el kilo en Brasil y vendido en Venezuela al equivalente de 12,6 dólares (80 bolívares el kilo) | Foto Eleonora Delgado / Archivo

Las subastas se realizan al llegar los barcos cargados de reses de Brasil y pagaban hasta 80 bolívares por el kilo en canal  

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Las 26 empresas de maletín que compraban el ganado en Brasil actuaban como intermediarias, avaladas por el Ministerio de Alimentación, ente que les daba la exclusividad con la aprobación de la mayoría de las licencias de importación, mientras que a comerciantes tradicionales los sacaron del juego desde hace más de un año, al darles menos permisos de compra.

Fuentes del sector agropecuario indican que una vez que tenían las licencias para importar estas empresas procesaban las solicitudes de adquisición y luego la liquidación a la tasa preferencial para alimentos de 6,30 bolívares por dólar.

En Brasil el precio de compra del ganado fue de 2.240,56 dólares por tonelada, es decir a razón de 2,24 dólares por kilo de res, sin incluir el flete ni gastos de traslado, según datos del Ministerio de Desarrollo, Industria y Comercio Exterior de ese país.

“Los 2,24 dólares por kilo de res eran el precio de mercado, la irregularidad se suscitaba en la venta de la res en el puerto venezolano”, indicó un ganadero. Señaló que las transacciones se realizaban en su mayoría en Puerto Cabello, donde una vez que arribaba el barco se daba una especie de subasta informal, donde el que pujara más se llevaba los animales.

“Se daban subastas informales, y  era público y notorio cada vez que se hacía. Allí vendían al mejor postor el ganado, en el mismo puerto, y aunque esta carne tenía como destino original algunos programas del gobierno y para equilibrar el mercado y abastecer el país, lo que se daba era una comercialización salvaje, en la que el ganado se cotizaba por encima del precio real”, contó un  productor.  

Explicaron que el ganado se vendía en grandes cantidades y se ofertaba a precio de canal (beneficiado al matadero), y no vivo. “Si por ejemplo facturaban 10.000 toneladas de reses, se le restaba la pérdida por el beneficio de cada animal y daba un precio de hasta 80 bolívares por kilo en canal, cuando normalmente el precio de una res en canal varía entre 35 y 50 bolívares el kilo”, señaló un ganadero que pidió que no identificaran. El sobreprecio al que vendían el ganado importado llegaba a 60% o más, dependiendo de la puja, lo que disparó a su vez el precio de la carne de res en los mataderos y en el comercio al detal.


Un comercio jugoso.  El vicepresidente de la República, Jorge Arreaza, confirmó el caso de las empresas de maletín que subastaban el ganado importado con dólares oficiales, pero no reveló los nombres de las empresas ni qué pasos seguirá el gobierno para investigar esta comercialización.

Venezuela es el tercer destino de las exportaciones de carne de res y ganado vivo de Brasil. Según el Ministerio de Desarrollo, Industria y Comercio Exterior de Brasil  las ventas de carne de res congelada a Venezuela totalizaron más de 349,6 millones de dólares entre enero y mayo de 2014,  24,64% más que en el mismo período de 2013, cuando se situaron en 280,5 millones de dólares.

En el caso de ganado vivo, se detalla que Brasil le vendió a Venezuela reses por más de 323,06 millones de dólares entre enero y mayo de este año, lo que representa un alza de 68,43% con respeto al mismo período de 2013, cuando se transaron ventas por 191,7 millones de dólares.