• Caracas (Venezuela)

Economía

Al instante

Despacho a supermercados del este de Caracas es irregular

Los consumidores hacen colas para adquirir los productos | Foto William Dumont

Los consumidores hacen colas para adquirir los productos | Foto William Dumont

Persiste la escasez de rubros regulados que integran la cesta básica y continúan limitando la compra de productos por persona

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Desde hace un mes los proveedores de alimentos regulados no han podido despachar con regularidad a los supermercados del este de Caracas debido a las protestas. Por razones de seguridad decidieron no movilizar los camiones, dijeron encargados de varios comercios.

Algunos establecimientos se han surtido con mercancía que tenían en sus almacenes centrales, pero la merma de productos en los anaqueles es evidente. En cinco supermercados se constató que persiste la escasez de productos de primera necesidad. 

Ayer llegó la harina precocida de maíz a un supermercado en Santa Eduvigis y 1.200 kilos se vendieron en 20 minutos, agregó un vendedor. En las cajas móviles, colocadas fuera del comercio, les exigían a los consumidores que hubiesen hecho una compra de por lo menos 300 bolívares para poder entregarle 4 de estos productos.

María Jiménez, compradora, afirmó que tenia dos horas y media en la cola. “Me avisaron que había harina PAN y me vine. Con el dinero que pago por una canilla de pan compro un kilo de harina y me alcanza para preparar dos rondas de arepas para mi familia”, contó.

En otro supermercado, en Centro Plaza, restringían el acceso de los clientes al comercio. Tenían que formarse en fila en el pasillo exterior y entrar de cinco en cinco. Un vendedor informó que se tomó la medida después de que los clientes comenzaron a pelearse por los productos y a extraer la mercancía de los carritos de otros compradores.


Higiene. La oferta de productos de cuidado personal como de artículos de limpieza del hogar es insuficiente. No se observó jabón en polvo ni en líquido para lavar,  tampoco desinfectante, suavizante para ropa, cera para pulir el piso, ni lavaplatos. Había una o dos marcas de champú, acondicionador y cremas hidratantes. No había crema de afeitar, afeitadoras ni desodorantes para caballeros. Tampoco papel higiénico.

Las cifras de escasez de febrero no han sido publicadas por el BCV. Las últimas estadísticas indican que la escasez de alimentos en enero fue de 26,2%.