• Caracas (Venezuela)

Economía

Al instante

Despacho de baterías cayó 50%

En Servicentro Duncan, de la California Sur, es larga la fila de conductores | Foto William Dumont

En Servicentro Duncan, de la California Sur, es larga la fila de conductores | Foto William Dumont

Acumuladores Duncan espera que se aprueben los códigos para importar plomo puro en polvo a través de la Aladi y seguir produciendo  

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Los comercios que venden repuestos y autopartes están recibiendo 50% menos baterías que en 2013. Después de que el gobierno ordenó en noviembre pasado a Acumuladores Duncan reducir 25% los precios, y ocupar temporalmente sus instalaciones, los despachos son incompletos, dijeron gerentes de los establecimientos.

El gerente de una venta de acumuladores al detal y al por mayor, que pidió no citar su nombre, indicó que recibía 1.600 acumuladores al mes y ahora le despachan 800, y no son los modelos más buscados.

“En medio día vendemos entre 35 y 40 baterías. Al por mayor son 45, aproximadamente, pero el año pasado vendía el doble porque me suministraban el doble de productos”. Agregó que desde las 7:00 am tiene cola de clientes en la puerta del establecimiento. “En gran medida vienen compradores del interior porque allá es muy difícil conseguir las baterías”, afirmó.

La fuente coincidió con el gerente de otra venta de autopartes, situada en Boleíta, al señalar que Duncan no cuenta con el plomo puro en polvo, que importan desde Perú, insumo necesario para la elaboración de baterías. Añadió que esa es la causa de los problemas de producción y del despacho incompleto de los acumuladores.

En las afueras de Servicentro Duncan, en la California Sur, se observó una fila de más de 60 vehículos. Los conductores se quejaban de que tenían dos horas y media en cola, muchos de ellos acudían al establecimiento para hacer valer su garantía.


A la espera. En Acumuladores Duncan informaron que la situación del sector de autopartes está comprometida, entre otros aspectos, por la inexistencia en el mercado de plomo de mina, materia prima indispensable para la elaboración de acumuladores.

“Estamos a la espera de que el Banco Central de Venezuela apruebe los códigos para importar el plomo a través de la Asociación Latinoamericana de Integración”, dijo la empresa en un comunicado.

Advierte que de persistir el problema no podrán reponer inventarios y la demanda de baterías no se podrá satisfacer.