• Caracas (Venezuela)

Economía

Al instante

Desaparecidos champú, desodorantes y detergentes

Consumidores aseguran que pagan lo que sean por el producto | Foto Omar Véliz

Consumidores aseguran que pagan lo que sean por el producto | Foto Omar Véliz

En supermercados y farmacias escasean los productos de higiene personal y aseo del hogar. Los buhoneros tienen variedad, pero venden con sobreprecio 

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

“Llegó el champú” fue el grito que se escuchó al entrar en un supermercado en La Urbina. Los clientes rodearon las cajas rápidamente y la vendedora volvió a gritar: “Se permite uno por persona”. La consumidora Magdalena Rojas en medio del tumulto aseguró: “Ya no se puede escoger para cabello liso, reseco o con rulos. Hay que agarrar lo que se consigue”.

La oferta de productos de cuidado personal en el supermercado era insuficiente. Los anaqueles en los que se colocaba el desodorante estaban vacíos. Solo quedaba el cartel con el precio. Tenían tres desodorantes en una vitrina resguardada con una cerradura. La vendedora dijo que estaban vendidos y les aclaró a los clientes que no sabia cuándo llagarían más. Los estantes del pasillo lucían repletos de gel y crema para peinar, también había papel higiénico.

En otros dos supermercados situados en la avenida Rómulo Gallegos y en el Marquez, así como en farmacias en La Trinidad y Las Mercedes tampoco se encontró champú ni desodorante. Las vendedoras afirmaron que los pedidos llegaban por sorpresa y que ya no les despachan una vez por semana. Dijeron que la mercancía llegaba y se acababa en horas.

Sin embargo, los vendedores informales que están ubicados en Petare tenían variedad de productos para el aseo personal, pero al doble o triple del precio regulado. El desodorante de 16 bolívares lo venden entre 30 y 35 bolívares, y disponen de diferentes fragancias en spray y hasta en gel.

El champú anticaspa y anticaida lo comercializan en un precio que va desde 65 a 90 bolívares mientras que en los comercios formales cuesta 36 bolívares.

“Los buhoneros venden caro los productos, pero se consiguen. Yo tengo que echarme este champú para la caspa, otro tipo no me presta por eso lo pago”, contó Mary Márquez.

Una comerciante informal señaló que hace tres meses compraba mercancía cada dos semanas y ahora lo hace cada tres días. “Hago entre 1.200 y 1.500 bolívares diarios porque tengo lo que la gente busca para su aseo. Los productos vuelan”.

Diana Pardo, otra vendedora informal, señaló que los clientes no se quejan de los precios porque “lo que hay cuesta”.

En los supermercados tampoco había detergente en polvo, lavaplatos en pasta o líquido ni desinfectante. Solo en uno de los 5 comercios recorridos los exhibían. Sin embargo, era en grandes presentaciones. El desinfectante o lavaplatos en garrafa de 3,8 litros en 146 bolívares. La bolsa de detergente de 2,7 kilos en 58 bolívares.

Los buhoneros tenían lavaplatos líquido y en pasta, que no se ve en los comercios, en 50 bolívares.

Causas de la escasez. Un empresario del sector, que pidió no ser identificado, indicó que la ausencia de los productos se debe al control de precios, la falta de envases plásticos y al incremento de los costos. Afirmó que la congelación de precios ya es insostenible.

Recordó que los fabricantes de productos de cuidado personal y aseo del hogar están sometidos a control de precio desde noviembre de 2011. Luego, los precios de 19 rubros fueron regulados a la baja en abril de 2012 y desde entonces el Ejecutivo no ha permitido ajustes, pese a que la antigua Superintendencia Nacional de Costos y Precios prometió revisiones periódicas de los artículos.

La fuente agregó que la consecuencia es que el congelamiento de precios impulsa la demanda, mientras que las empresas disminuyen la oferta porque tienen serios problemas para cubrir el alza de los costos de producción por efectos de la inflación, aumento de precios de los insumos y la devaluación.

Dijo que el gobierno debe considerar que los fabricantes, pese a la caída de la producción, han tenido que asumir un aumento en el salario mínimo y de los costos de producción.

  

Los consumidores hablan



Graciela Suárez
Ama de casa

“Vengo hasta Petare porque sé que aquí algún buhonero tiene el producto que necesito. En los supermercados o farmacias hace meses que no lo veo. Pago lo que pidan por un desodorante en spray porque los demás me parece que dejan un pegoste”. 



Carolina Torres
Ama de casa

“Es muy difícil rendir el presupuesto familiar. Para poder comprar los productos de limpieza de la casa y de perfumería los turno un mes uno y el siguiente los otros, si es que lo encuentro. Comprarlos de una vez me sale muy costoso”.


El Dato
Producir un litro de desinfectante cuesta 17 bolívares, pero su precio en el mercado está regulado en 14 bolívares, dijo un fabricante del sector.  Están produciendo 8.000 litros de desinfectante diarios aunque tienen capacidad para 40.000 litros, pero les faltan insumos. Después de un año sin contar con cera para pisos les enviaron 4 sacos para generar 2.500 litros, lo que calcula durará un día en los comercios.