• Caracas (Venezuela)

Economía

Al instante

Desabastecimiento persiste pese a importaciones públicas

En los supermercados continúan las largas colas, a pesar de las advertencias del presidente Nicolás Maduro

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

A tres días de las elecciones parlamentarias del 6 de diciembre las fallas de abastecimiento de alimentos y artículos de higiene personal y de cuidado del hogar se han exacerbado en supermercados y farmacias, afirmaron consumidores consultados en el centro y este de Caracas.

A pesar de que en los últimos tres meses aumentaron las importaciones públicas, los productos que arribaron a los puertos venezolanos no han cubierto las demandas de los consumidores. Entre los productos más buscados siguen estando la carne, el pollo y la harina de maíz.

“Tenía más de 15 días que no conseguía arroz, ayer fue que pude comprar, pero no había del regulado sino uno con ajo que me costó 130 bolívares. No es el que me gusta, pero es mejor llevar algo para la casa que llegar con las manos vacías”, dijo Amarinta Gómez cuando salía del Abasto Bicentenario de Las Mercedes.

Rosa López, otra clienta que se encontraba en el lugar, se quejó de la distribución de las bolsas de comida que ha estado haciendo el Ministerio de Alimentación en operativos. “Cuando se lo mandan a un consejo comunal se lo reparten entre sus amigos y al resto nos toca salir a hacer cola o peor aun comprar a los buhoneros mucho más caro”.


Advertencia ignorada. El anuncio del presidente Nicolás Maduro de sancionar a los gerentes de supermercados donde hubiera colas no impidió que se siguieran formando.  En establecimientos privados continuaron las largas filas de consumidores esperando para comprar. En la red pública no había cola porque no disponían de productos regulados.

En un comercio cercano al Bicentenario, en Las Mercedes, decenas de personas esperaban para adquirir leche líquida y en polvo, toallas sanitarias y papel higiénico. “Yo estoy aprovechando mi día libre y lo estoy usando para hacer cola y ver qué consigo porque me toca comprar por el terminal de mi número de cédula. Vengo del Bicentenario y solo traje arroz. Ni carne ni pollo ni pernil se encuentra. Tampoco hay aceite, azúcar y los huevos ya se desaparecieron”, dijo una de las consumidoras.

La fila de personas se repetía en un supermercado privado en la avenida Francisco de Miranda pese a que al establecimiento no había llegado ningún producto regulado. “Estamos esperando a ver si llega un camión con algo de comida. Yo solo pude comprar dos kilos de leche en un mercado que queda aquí cerca, lo que más necesito ahorita es harina de maíz y café. Es absurdo que digan que son los gerentes los que generan las colas. Si hubiera suficiente comida no estaríamos en estas”, señaló el consumidor Ricardo Sanchez, que estaba en el lugar.