• Caracas (Venezuela)

Economía

Al instante

Dan cinco meses al gobierno para que rectifique

Jorge Roig, presidente de Fedecáramas, dijo que la organización enviará el comité de encuestas para evaluar la situación en Venezuela  

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

La Organización Internacional del Trabajo dio plazo hasta noviembre al gobierno venezolano para que corrija las violaciones del Convenio 87 de la OIT sobre libertad sindical y de asociación, y acate las correcciones recomendadas por el Comité de Normas del organismo laboral mundial.

En la Conferencia del Trabajo, reunida en Ginebra, Suiza, del 1° al 13 del presente mes, el comité de la OIT dio la razón a Fedecámaras y a los sindicatos en sus denuncias sobre la persecución y arresto de empresarios en su llamada guerra económica, y de dirigentes sindicales y trabajadores por ejercer el derecho a la protesta y la huelga.

“El gobierno no pudo dar explicaciones convincentes a la representación de los trabajadores en la OIT, la cual constató, ante las graves denuncias interpuestas, que en Venezuela hay un régimen represivo que irrespeta el derecho a la protesta y la huelga, y donde se apresa y asesina a trabajadores”, dijo Marcela Máspero, directiva de la Unión Nacional de Trabajadores.

Serbando Carbone, coordinador de la Unete, sostuvo: “El gobierno está entrampado porque debe corregir en cinco  meses todas las violaciones incurridas durante años y que no quiso remediar pese a los reiterados llamados de la OIT”.

El sindicalista añadió que si el Ejecutivo no da respuesta en noviembre, cuando se reunirá el Consejo de Administración, se designará una comisión de encuestas que vendría a Venezuela para lograr los correctivos necesarios, pues el gobierno no ha acatado las recomendaciones de cuatro misiones de alto nivel del organismo internacional que han visitado el país durante la gestión chavista.

La última Comisión de Encuestas que vino a Venezuela fue en la época de la dictadura de Marcos Pérez Jiménez.

Expulsión. Que la OIT haya aceptado enviar la Comisión de Encuestas es muy importante porque es una manera de manifestar la preocupación que siente por la situación en Venezuela, señaló Jorge Roig, presidente de Fedecáramas. Agregó que en los últimos 15 años el sector empresarial ha hecho 2 veces esta solicitud, pero que la anterior la OIT no la aceptó.

El dirigente señaló que no es necesario que el Estado autorice el ingreso de la comisión al país para llevar a cabo la encuesta, pues la delegación laboral puede instalarse en un país vecino y hacerla desde allí.

Si la organización concluye que las denuncias de los empresarios son ciertas, indicó Roig, la OIT podría sancionar a Venezuela con la expulsión. “Esto tendría un gran impacto porque en la OIT hay alrededor de 185 países, incluida Cuba. Además, iría en contra de lo que pregona el presidente de que es un gobierno obrerista”, afirmó.