• Caracas (Venezuela)

Economía

Al instante

“Cuesta activar las relaciones binacionales”

Hay aproximadamente  250 gandolas represadas por el paso de Paraguachón/ Foto: RunRunes

Hay aproximadamente 250 gandolas represadas por el paso de Paraguachón/ Foto: RunRunes

El Seniat deja de percibir 200 millones de bolívares mensuales

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Cipriana Ramos, presidente de Consecomercio, explicó que la principal consecuencia del cierre de la frontera con Colombia es que el comercio binacional se va perdiendo. “Cuesta muchísimo activar relaciones comerciales entre países y particularmente cuando se trata de un aliado comercial nuestro como lo es Colombia”.

La dirigente manifestó el desacuerdo del gremio que representa con la medida porque debido al cierre a Venezuela le están dejando de ingresar alimentos y medicamentos.

“En Venezuela hay desabastecimiento de alimentos y medicamentos, que es lo que recibíamos por esa frontera”.

Aseguró que el cierre fronterizo solo afecta las comunicaciones y las aduanas, mientras que el contrabando sigue activo. “En estos días un miembro de la comunidad wayúu decía que ellos tenían sus trochas”.

Ramos pidió que las fronteras sean reabiertas en el menor tiempo posible. “Creo que esa decisión tiene que ser de Venezuela y de Colombia. Ambos gobiernos tienen conocimiento exacto de lo que sucede en ambos países”.

 

Desangramiento. Germán Arcaya, de la Asociación de Auxiliares de la Administración Aduanera del estado Zulia, dijo que antes del cierre por el paso de Paraguachón 150 camiones, al menos, transitaban desde el lado neogranadino hasta Venezuela. Destacó que en el momento hay aproximadamente 250 gandolas represadas. “Además las plantas en Colombia no quieren enviar más camiones para no quedar represados, con peligro que se los roben o el riesgo de que los productos puedan dañarse”.

Del lado venezolano hay vehículos con productos químicos y asfálticos que quedaron estancados, y tienen que esperar en los próximos días a ver si tienen liberación o tienen que regresar a sus plantas de origen. “Los productos químicos son materia prima. Nosotros se la enviamos y ellos nos envían jabón, pasta dental, entre otras artículos, terminados y envasados”.

Advirtió que el Seniat deja de percibir 200 millones de bolívares mensuales.