• Caracas (Venezuela)

Economía

Al instante

Cristino García: “Aunque sea brindando consuelo, seguiremos atendiendo emergencias”

“No estamos planteando un problema político, sino uno técnico; por lo que queremos una salida técnica”, afirmó Cristino García | Foto Manuel Sardá

“No estamos planteando un problema político, sino uno técnico; por lo que queremos una salida técnica”, afirmó Cristino García | Foto Manuel Sardá

El presidente de la AVCH afirmó que se agotaron 53 insumos médicos y hay inventarios en niveles críticos  

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Para optimizar el poco inventario que tienen las clínicas, el gremio que las agrupa les recomendó reprogramar las cirugías electivas para reservar los insumos para las emergencias. Cristino García, director ejecutivo de la Asociación Venezolana de Clínicas y Hospitales, reconoció que esa sugerencia merma la calidad de la atención médica y pone en riesgo la vida de los pacientes. Sin embargo, advirtió que debido a la paralización de las importaciones de materiales médicos es la única medida que permite mantener operativo al sector.

—La Clínica Loira hizo pública la reprogramación de cirugías electivas por la falta de insumos, ¿cuáles otras están en la misma situación?
—Todas. 

—¿Todas las cirugías electivas están suspendidas?
—No todas y tampoco depende de ellas. El agotamiento de los inventarios dependerá del volumen de pacientes que atienda cada centro. La asociación recomendó a sus afiliados que hicieran una retrospección en los casos electivos para ver cuál se podían reprogramar. Por ejemplo, una mastectomía se impone ante una mamoplastia. 

—¿Cómo la reprogramación de cirugías electivas repercute en la salud de la población?
—Esto afecta la calidad del acto médico. Al diferir una cirugía, es necesario aplicar un tratamiento al paciente mientras se hace la intervención, pero eso no es ejercer una medicina lógica. El enfermo podría presentar complicaciones y poner en riesgo su salud.

—¿La falta de insumos afecta a todas las clínicas por igual?
—Depende del volumen de pacientes. Las clínicas hacen dos compras de insumos al año: una en enero y otra en agosto. Pero el año pasado solo se hizo la de inicio de año, por lo que arrastramos un déficit desde mediados de 2013. Con el mejor uso que hayamos podido dar a esos materiales, en algún momento se tienen que agotar.

—¿Las clínicas tienen más de un año sin adquirir materiales?
—Sí, porque nuestros proveedores no han recibido dólares para importar, y esa es la única vía que tenemos para obtener productos médicos. A los distribuidores de insumos y de equipos el gobierno les debe alrededor de 1,2 millardos de dólares; y a los que traen fármacos, cerca de 3 millardos de dólares. El Ejecutivo creará un ente para importar directamente, pero aún es una idea, no existe. 

—¿Cree que esa propuesta alivie el problema?
—No, la solución es pagarles a los proveedores naturales para que puedan seguir importando. Nosotros no estamos planteando un problema político, sino uno técnico; por lo que queremos una salida técnica. La salud no tiene ideología, no hace discriminación.

—Si los proveedores reciben los dólares hoy, ¿cuándo cree que las clínicas puedan contar con ellos?
—Más o menos a finales de mayo.

—¿Y los centros tienen insumos para funcionar hasta esa fecha?
—No, no lo creo.

—¿Llegará el momento que ni siquiera podrán atender las emergencias?
—Por mucha ingeniería que hayamos hecho con los insumos, va a llegar el momento en que la atención de los pacientes en emergencia se verá muy comprometida. Ya en las clínicas se agotaron 53 insumos médicos, entre ellos reactivos para detectar sífilis, VIH y hepatitis; yelmos para recién nacidos y niños hasta 8 años; fármacos para patologías cardíacas y oncológicas; y agujas, sondas y catéteres. Además, están en nivel crítico los inventarios de 161 insumos.

—Por eso, insisto, ¿llegará el momento en que no podrán atender las emergencias?
—Nosotros, aunque sea brindando consuelo, abrazando a los pacientes y sufriendo con ellos, vamos a atenderlos en emergencia. El país debe entender que el problema de los insumos no es una posición mediática del gremio. Desde hace más de tres meses estamos denunciado las graves fallas en los inventarios.

—¿Han recibido respuesta del gobierno?
—No. Esperamos respuesta desde junio de 2013, cuando entró en vigencia la providencia 294, que reguló las tarifas de los servicios médicos. En ese momento nos pidieron las estructuras de costos para revisarlas, pero todavía no sabemos ni siquiera si las vieron. Llevamos nueve meses trabajando a pérdida.

—¿Cómo eso repercute en la rentabilidad del sector?
—La providencia, la escasez de materiales y la Ley Orgánica del Trabajo sumergen en un caos al sector. Perdemos por la regulación y el cumplimiento de la LOT, que nos obligó a crear un tercer turno, lo que incrementó los costos. 

—¿Cuánto han perdido por la providencia y cuánto se han incrementado los costos?
—Depende de cada centro. De las 10 más grandes de Caracas, 7 tuvieron un reporte cercano a 0 en el ejercicio de 2013. En las clínicas grandes los costos aumentaron 28%, en las medianas subieron 16%. 

—¿Hay clínicas en riesgo de cerrar las puertas?
—Ninguna. Si no tenemos materiales, te repito, estaremos en la emergencias dándoles consuelo a nuestros pacientes.


Con deudas y sobrecargados
El sector público les debe a los centros afiliados a la Asociación Venezolana de Clínicas y Hospitales 2 millardos de bolívares, lo que compromete más el funcionamiento de los establecimientos, afirmó el director ejecutivo del gremio, Cristino García.

El incremento de empleados públicos con pólizas de hospitalización, cirugía y mternidad, señaló García, originó que el número de pacientes en el sector creciera 38%. “Solo la Alianza Interinstitucional de la Salud, que agrupa a 42 organismos públicos, a inicios de 2013 representaba a 9 millones de titulares;  eso hay que sumarle los beneficiarios”.

Cálculos de la AVCH indican que los centros privados de la salud tienen en todo el país 7.600 camas. “Con esa cantidad atendemos a 53% de la población. Pero no podemos hacer eso porque no tenemos la infraestructura para atender tanta gente”. 


El Dato
El recurso humano representa 71% de la estructura de costosde los centros. El director ejecutivo de la Asociación Venezolana de Clínicas y Hospitales, Cristino García, afirmó que el sector no hará recortes de personal. “Sacrificaremos las innovaciones tecnológicas, mantenimiento de equipos y de infraestructura para mantener la nómina”. Las 208 instituciones afiliadas al gremio generan 10.000 empleos directos.