• Caracas (Venezuela)

Economía

Al instante

Cristina Fernández pretende regular aún más el mercado de capitales

El Gobierno defiende la iniciativa porque incluye varios criterios que se usan en el ámbito internacional

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El proyecto de reforma del mercado de capitales que impulsa el gobierno de Cristina Fernández en Argentina no sólo le permitirá a la Comisión Nacional de Valores controlar el mercado de capitales y los operadores bursátiles, sino que además le garantizaría al organismo una mayor cobertura legal de sus decisiones, lo que genera preocupación entre los actores bursátiles.

Según el borrador de la iniciativa, la Comisión de Valores pasaría a reservarse el monopolio en la aplicación de sanciones y tendría la facultad de “declarar irregulares e ineficaces a los efectos administrativos los actos sometidos a su fiscalización, sin sumario previo”. En otras palabras, podría imponer sanciones a las compañías cotizantes antes de abrir formalmente una investigación. Las empresas podrán luego apelarlas, pero ya no en el fuero comercial, como hasta ahora, sino en el contencioso administrativo.

“Es cierto, como dicen las autoridades del Gobierno, que la reforma puede tener muchos criterios que se usan en países desarrollados, pero como funcionan las instituciones acá, sólo le da más poder de apriete a la CNV”,  dijo un operador con años en el mercado, que pidió no  ser identificado.

“Con esta ley no va a haber quién le pueda hacer de contrapeso a la comisión”, agregó.

Entre las compañías, sobre todo las que están o en algún momento estuvieron en la mira del Gobierno, el proyecto genera mucha incertidumbre.

Sin embargo, coincidieron varios abogados consultados, son pocas las alternativas que tienen.

“Con una norma así podría ser menos costoso para las empresas pagar para deslistar sus acciones del mercado que quedarse y afrontar todos los pasivos que puedan surgir”, indicó una fuente que pidió no citar su nombre.

Reconoció, sin embargo, que teniendo la Administración Nacional de Seguridad Social participación en muchas de las principales compañías cotizantes, esta podría frenar o complicar cualquier iniciativa privada para salirse del mercado.

Menos funciones

La semana pasada, en el Mercado de Valores y en la Bolsa de Comercio hubo reuniones con abogados.

Si bien la reforma modifica estructuralmente el negocio del Mercado de Valores, la entidad estaría todavía más complicada de aprobarse la ley porque que el texto la obliga a ceder casi todas sus funciones a la Comisión de Valores.

Varias fuentes señalaron que en la cúpula de la bolsa había mucho desconcierto por el hecho de que el borrador del proyecto de reforma del mercado no menciona ni en un solo párrafo la existencia de la institución centenaria. La bolsa es, después de todo, la que tiene hoy el conocimiento técnico y la estructura para evaluar si una empresa, un bono o un título puede ofertarse en el mercado, esgrimen en la entidad.

También tiene, según destacan en la entidad, su propio comité de auditoría, muy respetado en el mercado, ya que desde hace por lo menos 50 años funciona para fiscalizar a las empresas cotizantes.

El proyecto de ley, no obstante, le cede a la Comisión de Valores toda la función de definir la oferta pública de cualquier valor negociable, y estipula además la creación de un comité de auditoría. “Cómo va la CNV a evaluar la ofertabilidad de un título si el conocimiento técnico lo tiene la bolsa”, dijeron en la entidad que hace 3 meses celebró su 158° aniversario.

¿Cambios?

En el mercado se especuló con la posibilidad de que el Gobierno pudiera llegar a realizar algunos cambios en el borrador para así permitirle a la bolsa darle soporte técnico a la Comisión de Valores. Sin embargo, en el Ejecutivo no hubo muchas señales de negociación. El ministro de Economía, Hernán Lorenzino, y el secretario de Finanzas, Adrián Cosentino, aprovecharon diversos medios para defender la idea del Gobierno.

“Me llama la atención que los que normalmente cacarean, analistas que hablan profusamente sobre cualquier tema relativo a la marcha de la economía y nos comparan con lo que pasa en el mundo, y lo mal que hacemos las cosas acá, ahora están llamativamente callados”, señaló Lorenzino. “Este proyecto de alguna manera va a equiparar, cuando la ley esté aprobada en el Congreso, la regulación de los mercados de capitales de la Argentina con los estándares a nivel internacional”, afirmó.

En la City algunos se ilusionan con la posibilidad de que con la reglamentación de la ley se consiga moderar algunos puntos del proyecto. Por caso, la definición de la responsabilidad patrimonial que se le exigirá a cada agente de bolsa (ya que sus acciones en el mercado de valores podría valer un décimo de lo que valen hoy tras la sanción de la ley), la determinación de las garantías de las operaciones, y la aplicación de la exigencia de desmutualización (como se conoce en la jerga al hecho de eliminar la obligatoriedad de ser accionistas de un mercado para poder operar como agentes).

Una reforma que genera resquemores

La Comisión Nacional de Valores es el organismo regulador del mercado bursátil en Argentina. Aunque aún existen puntos por definir, el proyecto de reforma tiene entre sus objetivos dotarla de más poder para ejercer sus funciones. Aun cuando la iniciativa está en línea con la experiencia internacional, despertó resquemores debido al uso político que se le dio a la comisión en los últimos años.

En su historia reciente, aparecen investigaciones lanzadas contra compañías que atravesaban momentos conflictivos en su relación con el Gobierno. La última página de esa historia se escribió en agosto, cuando le abrió un sumario a Boldt con motivo de la polémica por la ex Ciccone.

En mayo, en tanto, durante el paro en los subterráneos más largo de la historia, empezó a estudiar tres denuncias presentadas por la Anses contra Metrovías, la concesionaria del sistema que pertenece al grupo Roggio.

El blanco preferido de la CNV en el último tiempo fueron empresas pertenecientes o vinculadas al Grupo Clarín. En julio, abrió una investigación contra Cablevisión por el presunto ocultamiento de información. En noviembre de 2009 había hecho lo mismo con Papel Prensa por supuestas infracciones a la ley de sociedades comerciales.

El Dato

De aprobarse la iniciativa de reforma que impulsa el gobierno de Cristina Fernández, con la intención de abolir la autorregulación del mercado bursátil que rige desde 1968, la Comisión Nacional de Valores pasará a tener poder de policía sobre los 21 mercados argentinos, a los que tratará de unificar a través de plataformas electrónicas.

Además, las sociedades de bolsa y las calificadoras de riesgo sufrirán por la competencia de nuevos jugadores en el mercado. Se eliminará el secreto bursátil y la información sobre las tenencias de los inversionistas podrá ser consultada por las entidades regulatorias y el Banco Central