• Caracas (Venezuela)

Economía

Al instante

Credit Suisse y Barclays dudan sobre permanencia del Sicad II

Las bancas de inversión consideran que la devaluación aportará ingresos adicionales que permitirán reducir el déficit fiscal que afrontan el gobierno y Pdvsa

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Las bancas de inversión, como Credit Suisse y Barclays Capital, elogian el inicio del Sistema Cambiario Alternativo de Divisas,  Sicad II, porque implica una flexibilización del control de cambio que no estaba en los pronósticos iniciales. No obstante, ambas firmas financieras dudan sobre la permanencia.

“Sostenemos que este es un primer paso en la dirección correcta, que tiene el potencial de reducir las distorsiones cambiarias de Venezuela”, señala Barclays en un informe que difundió entre sus clientes.

En el documento de Credit Suisse se considera que el Sicad II es un hecho muy positivo porque representa una flexibilización significativa del control de cambio, al tiempo que señala que el tipo de cambio utilizado que está sobre 50 bolívares por dólar es superior al que esta banca esperaba dentro del rango de 20 y 25 bolívares por dólar.  

“El hecho de que el tipo de cambio Sicad II sea tan similar al tipo de cambio paralelo también debe ayudar a inducir el suministro del sector privado de dólares en este nuevo mercado”, indicaba el Credit Suisse antes de que la cotización del dólar paralelo tuviera el repunte que tuvo el martes en la tarde y luego en la jornada de hoy.

Un aspecto sobre el que esta banca expresa su incertidumbre se refiere a la permanencia de la paridad con la cual arrancó el sistema.

“Queda por ver si esta tasa se fortalecerá en las próximas semanas, pero calculamos que si el promedio del tipo de cambio del Sicad II es de 50 bolívares por dólar este año, la tasa de cambio oficial promedio ponderado se depreciará a 14,5 bolívares por dólar en 2014 con respecto a la de 6,30 bolívares del año pasado”, indica.

Barclays Capital es más directa en lo que respecta a las dudas que percibe del Sicad II desde el propio título de su informe: “Un buen comienzo, pero todavía hay incertidumbre sobre su futuro”.

En el texto agrega: “Vamos a tener que esperar a las próximas sesiones de negociación con el fin de tener más claridad sobre el volumen de divisas que este sistema podría gestionar”.

Ambas firmas coinciden que esta medida aportará recursos adicionales al gobierno y a Petróleos de Venezuela.

“La devaluación de la moneda podría dar al gobierno ingresos equivalentes a 12,0 % del producto interno bruto. Inclusive, si aumenta el gasto público se espera que el déficit del sector público disminuya a 7,2% del PIB de 16,2% el año pasado”, afirma.