• Caracas (Venezuela)

Economía

Al instante

Corpoelec viola ley del servicio eléctrico por no mantener plantas

Fiscales de la empresa eléctrica estatal reconocieron que la calidad del servicio está comprometida | Prensa Miraflores

Fiscales de la empresa eléctrica estatal reconocieron que la calidad del servicio está comprometida | Prensa Miraflores

Fiscales de la estatal advirtieron sobre el incumplimiento de regulaciones en un informe de octubre de 2013. Trabajadores señalan que exponen sus vidas ante el deterioro de los equipos 

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

La falta de mantenimiento en 21 de las 31 unidades de generación de electricidad instaladas para alimentar Caracas contraviene la Ley Orgánica del Sistema y Servicio Eléctrico en varios de sus artículos, en los cuales se establece la obligación que tiene Corpoelec, Corporación Eléctrica Nacional, de invertir lo necesario para la operación y el cuidado del sistema, con el fin de garantizar un servicio confiable y eficiente.

Una “fiscalización especial” realizada a las plantas de Tacoa, El Sitio, La Raisa, Picure, La Mariposa y José María España –situadas en Vargas, Miranda y Guarenas– por funcionarios de la corporación en octubre de 2013, muestra que no se estaban ejecutando los mantenimientos requeridos, lo cual comprometía casi 80% de la energía que se produce para Caracas (2.868 megavatios de un total de 3.626 instalados).

Proyecciones actuales, aportadas por fuentes de Corpoelec, indican que la situación ha empeorado y está retrasado el mantenimiento de las unidades que aportan 96% de la generación para la ciudad.

La gravedad de la situación quedó asentada en un análisis técnico interno de la empresa identificado con las siglas DGFSE-6-UC-ES-2013-01-01. Sus firmantes –integrantes de la Dirección General de Fiscalización– son tan conscientes de las consecuencias de la irregularidad que finalizan el estudio citando dos obligaciones que especifica la ley del servicio eléctrico en el artículo 31 que, a la luz de las inspecciones, no se están cumpliendo.

 os numerales mencionados en el documento fueron el 2, que señala la siguiente obligación para Corpoelec: “Ejecutar las inversiones necesarias para la expansión, mejoramiento, operación y mantenimiento de las instalaciones, a fin de garantizar la prestación del servicio en las condiciones óptimas requeridas”. También transcriben el deber establecido en el numeral 3: “Prestar el servicio eléctrico bajo los criterios de confiabilidad, eficiencia, calidad, equidad, solidaridad, no discriminación, transparencia, sustentabilidad económica y financiera, cumpliendo las normas técnicas de instalación, operación y de seguridad”.

Los fiscales apuntan lo siguiente en el documento: “El no ejecutar los mantenimientos requeridos por las unidades de generación impide asegurar la continuidad operativa, confiabilidad, disponibilidad y seguridad del parque de generación de la región capital”.

Incapacidad. José Aguilar, consultor internacional de sistemas eléctricos, afirma que el informe interno de Corpoelec señala fallas muy graves en la institución. “Como conclusión, debe decirse que el documento revela una incapacidad para cumplir y hacer cumplir las leyes del sistema eléctrico nacional, como lo reconocen cuando citan el artículo 31 en sus numerales 2 y 3”.

“Hay una ausencia de cultura de mantenimiento efectiva, lo que es inaceptable desde el punto de vista de las mejores prácticas reconocidas de la industria eléctrica a escala internacional para la operación y mantenimiento de este tipo de equipos”, agrega.

En el informe también se advierte sobre “situaciones adversas para las unidades de generación” que se acentúan “a medida que se acumulan de manera sostenida la ejecución de los mantenimientos”. Esas dificultades son la “operación insegura; disminución de la confiabilidad, la eficiencia y la vida útil de sus componentes y el incremento en el número de paradas no programadas”.

La Federación Nacional de Trabajadores de la Industria Eléctrica está preocupada por la poca atención que Jesse Chacón, ministro de Energía Eléctrica, dio a los hallazgos. “Es una situación alarmante”, dijo Freddy García, dirigente de Fetraelec-Aragua. “Este informe fue presentado por dos viceministros, el de Seguimiento y el de Fiscalización, a Chacón, que ni siquiera consideró aprobar la recomendación que le hicieron como fue que se empezaran las gestiones para resolver el tema, sino que solo lo dio por visto. Aquí, además de estar en riesgo la electricidad para Caracas, están en peligro la vida de miles de empleados que trabajan en condiciones poco seguras por la falta de mantenimiento. ¿Quién se atreve a meterse a trabajar en una planta de esas cuando tienen años sin mantenimiento?”.

Desde 2008 han ocurrido 7 apagones nacionales, 3 de ellos en los últimos 9 meses. La mayoría de los incidentes ha afectado a 17 estados, además de Caracas, durante varias horas. Los apagones, coinciden los expertos, se han hecho más frecuentes por la confluencia de varios factores que en décadas pasadas no pesaban tanto: falta de mantenimiento en las subestaciones, redes de distribución, líneas de transmisión y unidades generadores; violación de los límites de electricidad que se envía desde Guri al resto del país, y notables retrasos en la puesta en servicio de complejos hidroeléctricos como el de Tocoma (Bolívar) y Uribante-Caparo (los Andes). 

Rendir cuentas antes de subir las tarifas

Ana Díaz

El Ejecutivo debe dar explicaciones a la población sobre el uso y destino de los 100 millardos de dólares que ha asignado a proyectos para ampliar y modernizar el  sistema eléctrico nacional, en los últimos 12 años, antes de tomar la decisión de incrementar las tarifas a los usuarios, dijo Iñaki Rousse, asesor energético y ex vicepresidente ejecutivo de La Electricidad de Caracas, empresa estatizada en 2008.

Agregó que el gobierno también debe mejorar antes la calidad de la prestación del servicio porque en las condiciones actuales con continuas y prolongadas interrupciones, como el apagón del viernes 27 de junio, es inaceptable aumentar los precios de la electricidad. “No le demuestran a los suscriptores, con hechos, las mejoras en la prestación del servicio”.