• Caracas (Venezuela)

Economía

Al instante

Corpoelec no cuenta con personal ni carros para evitar el robo de energía

En los últimos tres años se agudizó el problema de las conexiones ilegales | Foto Williams Marrero / Archivo

En los últimos tres años se agudizó el problema de las conexiones ilegales | Foto Williams Marrero / Archivo

Proliferan marañas de cables en postes de zonas populares y fraude a medidores, dijo el sindicalista Alexis Rodríguez

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

La capacidad de maniobra del Ejecutivo para bajar el consumo de electricidad en el país y afrontar el impacto de la menor generación desde Guri tiene otra limitación: el robo de electricidad y la defraudación de los medidores, en lo que la labor de control y fiscalización se dificulta por la falta de personal y vehículos en la Corporación Eléctrica Nacional.

Alexis Rodríguez, directivo de la Federación de Trabajadores Eléctricos, indicó que en los últimos tres años se agudizó el problema de las conexiones ilegales, especialmente las llamadas marañas, consistentes en el enchufe directo de numerosos cables desde los hogares hasta los postes de la luz de la calle. “Corpoelec no cuenta con el personal ni los vehículos suficientes para atender este importante segmento de usuarios del servicio”, dijo.

El representante de Fetraelec señaló que ante una menor generación eléctrica en Guri, Corpoelec tiene que controlar el consumo de la población, lo cual se le dificulta por el elevado número de usuarios que roban energía. Explicó que dentro de las pérdidas técnicas por transmisión y pérdidas negras (hurto por conexiones ilegales y defraudación de los medidores) la corporación deja de percibir 80 de cada cien bolívares.

“El Estado ha incentivado el robo en la población de los nuevos urbanismos como la Misión Vivienda a cuyos usuarios les presta el servicio, pero no los obligan a firmar el contrato de suscripción con Corpoelec para que paguen la energía que realmente consumen”, sostuvo el dirigente sindical.

Explicó que esas viviendas tienen electricidad a 110 voltios compatible con casi todos los electrodomésticos, excepto los aires acondicionados que requieren corriente a 220 voltios. “Para estos aparatos, proporcionados por Mi Casa Bien Equipada, los usuarios se enchufan al poste de la calle, conexión que además afecta al transformador y puede ocasionar una interrupción sectorial del servicio”, refirió Castillo.

“En las barriadas y zonas rurales la presencia de marañas es la constante, lo cual también pone en peligro la seguridad física de la gente, además de dañar los aparatos”, contó.

Sobre la alteración a los medidores para que registren consumos inferiores a los reales, señaló que esta práctica se da fundamentalmente en los pequeños comercios como restaurantes y panaderías.

A su juicio, lo correcto es que cada suscriptor pague por la luz que utiliza, pero ese canon solo aplica a los usuarios residenciales con medidor y a los que se les somete a la penalización del corte del servicio si no pagan y al incremento de las tarifas. Castillo reveló que en el periodo del ex ministro de Energía Eléctrica, Jesse Chacón, hubo cuatro aumentos en las tarifas como se lo comunicó a los sindicatos el viceministro Franco Silva en el marco de una reunión.

Respecto a las conexiones ilegales a las subestaciones eléctricas aclaró que la fiscalización de esas instalaciones corresponde a la Guardia Nacional Bolivariana y a la Policía Nacional Bolivariana.