• Caracas (Venezuela)

Economía

Al instante

Corpoelec estanca discusión del contrato

Corpoelec BBC MUNDO

Corpoelec / Foto: BBC MUNDO

La estatal quiere eliminar beneficios calculados en salarios mínimos y unidades tributarias, dijo el dirigente Reinaldo Díaz 

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El gobierno y la Corporación Eléctrica Nacional han demostrado no tener la voluntad de negociar las cláusulas económicas del contrato colectivo del sector, vencido hace cuatro años y cuya negociación lleva diez meses. “Nos quieren quitar la base de cálculo en unidades tributarias y salarios mínimos para establecer los beneficios”, alertó Reinaldo Díaz, secretario general del sindicato de Caracas, Vargas y Miranda.

Explicó que, por ejemplo, el primer tramo del tabulador de sueldos y las ayudas por matrimonio y nacimiento de hijos son equivalentes a 1,5 y 5 salario mínimos, respectivamente, mientras las cláusulas de juguetes, ayudas escolares, becas y cestaticket se calculan con base en unidades tributarias.

“La empresa pretende cambiar estas conquistas, obtenidas gracias a la lucha de los trabajadores, por montos fijos en bolívares que la inflación volverá sal y agua”, informó. Agregó que también hay silencio en Corpoelec respecto a los aumentos de salario, en lo que los sindicatos plantean 10.700 bolívares mensuales.

La forma de pago es 5.800 bolívares a la firma de la convención colectiva y 3.500 y 2.500 bolívares el primer y segundo año de vigencia del contrato. Tampoco hay respuesta de la corporación eléctrica sobre el incremento salarial de 8% anual de la cláusula de evaluación por desempeño ni la de la jubilación.

Díaz reveló que hace una semana las autoridades convocaron a los trabajadores a marchar contra un supuesto intento de privatización. En este sentido, indicó que una movilización no puede distraer el objetivo de los trabajadores que es la defensa de la contratación colectiva, la cual ampara a 40.000 empleados y cuyos beneficios socioeconómicos Corpoelec quiere desconocer. Recordó que en marzo de 2015 el ministro del Trabajo, Jesús Martínez, aseguró que el contrato se firmaría en un mes.