• Caracas (Venezuela)

Economía

Al instante

Consumidores quieren asegurarse las hallacas

Sobre los productos perecederos como el tomate y el pimentón, los cuales se encarecen demasiado, Teresa indicó que el primero los compran enlatado y el segundo lo cocinan al vapor, y luego lo conservan en envases de vidrio | Foto: Archino

Sobre los productos perecederos como el tomate y el pimentón, los cuales se encarecen demasiado, Teresa indicó que el primero los compran enlatado y el segundo lo cocinan al vapor, y luego lo conservan en envases de vidrio | Foto: Archino

Para afrontar el alza de precios y garantizar la disponibilidad de los ingredientes, los compradores han decidido adquirirlos con meses de antelación 

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

La tradición de una hacer “una vaca” para elaborar las hallacas en grupos familiares, de amigos o de vecinos se ha convertido en una manera de enfrentar la inflación y la escasez.

Teresa, ama de casa, señaló que antes la familia, de varios hermanos, se ponía de acuerdo para comprar los ingredientes uno o dos meses antes de preparar el tradicional plato navideño, sin embargo, desde hace dos años cuando se agudizaron los problemas de desabastecimiento, se vieron obligados a hacer las compras mucho antes para también evitar el alza de los precios en la época decembrina.

"Este año, a partir de mayo comenzamos a comprar la harina de maíz precocida. Establecimiento donde había una cola, allí estábamos nosotros para comprar el cupo de dos paquetes por persona y guardamos uno para las hallacas. El año pasado debimos hacer maromas por la escasez del producto", dijo. La carne, especialmente el cochino, también la adquieren con anticipación y la congelan.

Sobre los productos perecederos como el tomate y el pimentón, los cuales se encarecen demasiado, Teresa indicó que el primero los compran enlatado y el segundo lo cocinan al vapor, y luego lo conservan en envases de vidrio.

De hecho, los supermercados y mercados municipales de Caracas ya exhiben los alimentos y productos para elaborar hallacas. Incluso, esta semana comenzaron a venderse los panetones importados, simples y rellenos de chocolate, bienmesabe y con crema de limón, como adelanto de la temporada de Navidad.

“No ha llegado todo, pero los productos que nos han despachado los estamos colocando porque muchos consumidores nos preguntan, por ejemplo, por los panetones. Es un alimento que se puede guardar y quizás la gente piense que luego lo conseguirá más caro y por eso se lo llevan desde ahora”, expresó un comerciante de un supermercado de Chacaíto. Este año el panetón más económico costará 95 bolívares y los rellenos hasta 165 bolívares.

En los puertos de carne del Mercado Municipal de Quinta Crespo, Marbelis Guzmán, saca cuentas. “Si el pernil con hueso ahorita está en 92 bolívares, no me quiero imaginar cuánto costará en diciembre. Tendré que venir la próxima quincena a llevarme uno y hacer espacio en el refrigerador para guardarlo congelado”.

Busca más productos para preparar su presupuesto. “En cuánto tiene el kilo de gallina”, pregunta. El año pasado se conseguía en 50 bolívares y 60 bolívares el kilo, ahora se vende en 80 bolívares. “Se hará con pollo la ensalada, pese a todo aún es más económico que la gallina”, concluye.

Guzmán como otros consumidores se adelanta a la Navidad. “Ya compré alcaparras, aceitunas, pasas y otros encurtidos que son importados y pueden ponerse más caros. Los que están en conserva los guardo y los frescos los congelo”.

Lista de compras. En Quinta Crespo la mayoría de los establecimientos de hortalizas y verduras, ya tienen las hojas de las hallacas. Este año la hoja de plátano se expende entre 17 bolívares y 20 bolívares el kilo y el paquete para 50 hallacas entre 60 bolívares y 70 bolívares. El rollo de pabilo en 25 bolívares y la bolsa de un cuarto de kilo de onoto en 25 bolívares.

Otros ingredientes básicos como el pimentón se consiguen en 40 bolívares el kilo al igual que la cebolla, y el ajo porro en 30 bolívares. Los vendedores de hortalizas señalan que por la época estos productos suben de precio. El ají dulce cuesta 40 bolívares y lo más caro para aliñar es el ajo: el chileno en 200 bolívares, el grande morado en 300 bolívares y el pelado en 300 bolívares el kilo.

En algunos puestos de Quinta Crespo comercializan el kilo de pasas en 240 bolívares, pero la recomendación es no comprar a las primeras, caminar y preguntar que hay comercios que las tienen en 160 bolívares.

Hay toda clase de variedad de aceitunas. Desde las grandes sin hueso en 90 bolívares hasta las pequeñas con hueso en 48 y 50 bolívares. La más cara es la aceituna negra que en algunos puestos cuesta 100 bolívares el kilo y en otros 130 bolívares, mientras que la alcaparra promedia 65 bolívares el kilo y el encurtido mixto 48 bolívares el kilo.

Por encargo

Ana González, pensionada de 65 años de edad, se dedica a vender hallacas por encargo. “Ya la gente me comienza a pedir hallacas, por ahora las tengo en 25 bolívares las pequeñas y en 40 las grandes. Lo más difícil es conseguir harina, pero me he acostumbrado a madrugar y recorrer varios supermercados para comprarla”, cuenta. Señala que el kilo de carne lo paga entre 50 bolívares y 70 bolívares y la carne de cerdo en 90 bolívares.

“Solo hago la cantidad que me encargan porque no es tiempo de malgastar ni trabajo ni dinero”, dice al salir de un abasto en El Paraíso, donde acababan de despachar harina de maíz y controlaron la venta a 2 kilos por persona. “Con estos paquetes puedo hacer unas 30 a 40 hallacas, sabiendo administrar bien los ingredientes”, dice.

La Cifra

92 bolívares cuesta el pernil con hueso y 120 bolívares sin hueso.