• Caracas (Venezuela)

Economía

Al instante

Consumidores piden mejorar abastecimiento en bodegas de Mercal

Lácteos Los Andes deja los productos a crédito, con plazo de hasta 90 días para pagar a Mercal, Pdval y Abastos Bicentenario

Lácteos Los Andes deja los productos a crédito, con plazo de hasta 90 días para pagar a Mercal, Pdval y Abastos Bicentenario

La red tiene pérdidas económicas y sobrevive gracias al subsidio. El programa cumple 10 años y atiende a más de 12,45 millones de personas

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Mercal cumple 10 años como programa bandera de la Misión Alimentación del Gobierno. Las bodegas que se crearon en abril de 2003 como un mandato para “contrarrestar el paro” hoy sobreviven gracias al subsidio para mantener los precios bajos y registran fallas de abastecimiento.

Los usuarios de la red alaban el programa como iniciativa para distribuir alimentos económicos a la población de bajos recursos, pero consideran que debe mejorar el suministro diario, la variedad de alimentos que se ofrecen, además que creen necesario que se refuerce la seguridad de las instalaciones y se haga contraloría para evitar el desvío de productos al mercado informal, el contrabando de extracción y el robo de mercancía.

Enny León, ex trabajadora de vigilancia de la red, opina que la existencia de Mercal representa un excelente beneficio para la comunidad: “Llegan camiones de comida constantemente, la gente hace su colita y compra los productos mucho más baratos”. Agregó que desde enero sólo se permite comprar cada dos días productos como la leche en polvo, aceite, harina de maíz, arroz y azúcar para darle oportunidad a que todos puedan comprar y para evitar abusos.

Se calcula que Mercal beneficia a más de 12,45 millones de personas y el año pasado distribuyó más de 1,54 millones de toneladas de alimentos.

Sin embargo, León admitió que de los mercales que hay en La Vega, donde reside, sólo a dos les funcionan las neveras, lo que limita la distribución de carne y pollo. Además, considera que debe mejorarse la seguridad y el abastecimiento. “Hay personas inescrupulosas que abren huecos en las paredes de las bodegas para meterse a robar”, señaló.

Un conductor de transporte público de La Vega, que prefirió no ser identificado, dijo que es positivo que exista Mercal, pero cuestiona la calidad de algunos productos como la harina y la leche. Por el contrario, Mileidy Bompart, otra consumidora, dice que actualmente la red gubernamental ofrece mejor servicio y se ha expandido. Asegura que el Mercal más cercano a su residencia está siempre surtido, pero que en otras zonas hay que mejorar el suministro de carne y pollo porque va mucha gente. “Reparten números para mantener orden en las compras de la gente. Gracias a Dios que contamos con el Mercal, porque si no nos la veríamos bastante mal”, dijo.

Luis Felipe Franco, estudiante universitario de La Vega, señala que es erróneo pensar que Mercal es un programa sólo para los seguidores de una tendencia política: “La verdad es que quienes compran ahí lo hacen porque es más barato”. 

Las cuentas no cuadran. Las finanzas de Mercal no dan ganancias sustanciales; al contrario, la Memoria y Cuenta del Ministerio de Alimentación, indica que la utilidad se redujo 10,77% en 2012, al pasar de 467,45 millones de bolívares en 2011 a 417,09 millones de bolívares al cierre del año pasado; es decir, más de 50,35 millones de bolívares menos en ganancias.

Las ventas de alimentos en 2012 sumaron más de 7,73 millardos de bolívares; 9,03% más que en 2011, pero el costo de los bienes y servicios, además de los gastos operativos, absorbieron gran parte de los ingresos de Mercal.

La red debió destinar más de 1,17 millardos en gastos generales y de administración, incluido el pago por recursos humanos.El año pasado, los proveedores de alimentos y bienes –del propio Estado y algunos privados– incrementaron los precios al programa. El informe detalla que la red pagó 10,44% más por los alimentos y productos que adquirieron para la comercialización, lo que sumó más de 6,13 millardos de bolívares en recursos a distribuidores, pero no pudo transferir esos altos costos a los precios finales de los alimentos.

Los precios de por lo menos 14 productos básicos en Mercal, como carne, pollo, azúcar, leche, arroz, aceite, pastas, harina de maíz y harina de trigo, margarina, caraotas, arvejas, lentejas y mortadela, entre otros, están congelados desde 2009. Pese a que la directiva de Mercal ha sugerido un alza leve, por debajo de la inflación y de los montos regulados, el Gobierno ha preferido aumentar el subsidio a la red hasta llegar a un promedio anual de 8 millardos de bolívares en vez de alterar los precios. Ese subsidio lo ejecuta otra empresa, Corporación de Abastecimiento y Servicios Agrícolas (CASA) para la compra de los alimentos que luego transfiere a Mercal. Recuadro Planes 2013Mercal está integrado por 117 centros de acopio, 33 supermercales, 207 mercales tipo I, 547 mercales tipo II, 9.949 mercalitos, 2.262 mercalitos comunales, 288 bodegas móviles, 7 frigoríficos, 3 supermercales de hortalizas, 21 organismos públicos, 22 expendios de carnes fijos, 13 expendios de carnes móviles, 6 mataderos, 3 centros de beneficio ganado bovino y porcino y 15 fincas operativas. Entre los planes para este año está el incremento de las ventas de artefactos electrodomésticos de Mi Casa Bien Equipada, y dar continuidad a la asesoría técnica cubana en el programa de alimentación.