• Caracas (Venezuela)

Economía

Al instante

Consumidores continúan madrugando para hacer colas

Consumidores insisten en que las colas y las fallas han aumentado | Foto Omar Véliz

Consumidores insisten en que las colas y las fallas han aumentado | Foto Omar Véliz

Ayer antes de las 5:00 am ya había cientos de personas fuera del Abasto Bicentenario de Macaracuay

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

A pesar de que el pasado fin de semana Juan Carlos Dugarte, jefe del gobierno del Distrito Capital, aseguró que estaba prohibido hacer cola en establecimientos comerciales antes del horario de atención, los consumidores en Caracas han ignorado el anuncio y continúan haciéndolas desde la madrugada por fuera de los negocios.

“Esa prohibición es absurda; uno no madruga para hacer cola porque quiera. Si por mí fuera aprovecharía que mi hija y yo estamos de vacaciones, y nos quedaríamos en la casa hasta tarde. Pero aquí, si no te levantas temprano pierdes el chance”, afirmó Carolina Torrealba, una de las consumidoras que se encontraba ayer en el Abasto Bicentenario de Macaracuay.

Torrealba vive en Petare y llegó a las 5:00 am al establecimiento, aún a las 11:00 am continuaba en cola. “Cuando llegué ya había como 200 personas esperando para entrar. Yo no me he ido porque hay carne y pollo, y si me pongo a comprarlo en la calle el sueldo mínimo que gano no me alcanzaría”, expresó.

En un supermercado privado que queda frente al Bicentenario ayer vendían margarina, harina de maíz, leche en polvo, detergente en polvo y suavizante para la ropa. Consumidores consultados afirmaron que la cola se formó antes de las 6:00 am, a pesar de que comienzan a vender a las 8:00 am.

Interconectan captahuellas. Los clientes insisten en que las colas han aumentado, así como las fallas de abastecimiento pese a que se han incrementado los controles oficiales.

“Ya se interconectaron las captahuellas. Yo compré un champú en una farmacia de Boleíta, vine a Macaracuay e intenté comprar otro en el supermercado y no pude, en la máquina decía que ya había excedido la cantidad permitida”, dijo Lisneiber González.

Los consumidores aseguraron que la conexión funciona también entre las redes de distribución del Estado y las cadenas privadas.