• Caracas (Venezuela)

Economía

Al instante

Consecomercio proyecta crecimiento del consumo cercano a 7% en 2013

“Tenemos 30 años tratando de encontrar un rumbo a la economía a través de controles sin resultados positivos”, dijo Carlos Fernández

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El presidente del Consejo Nacional del Comercio y los Servicios, Carlos Fernández, dijo que el sector espera que el consumo vuelva a crecer en 2013. “Estamos a la espera de las medidas económicas del Gobierno, pero calculamos que el consumo registrará números positivos cercanos a 7%, aproximado al del año pasado”, declaró durante la inauguración de la nueva sede del gremio.
El cálculo parte del alto nivel de dinero circulante en el país, del incremento del salario mínimo que se aprobará para este año, de la regulación de precios y de la inercia que trae la economía, dijo. Fernández aseguró que los controles de precios acentuarán los problemas de oferta de productos en el mercado. “Tenemos 30 años tratando de encontrar un rumbo a la economía a través de controles sin resultados positivos. Hay que incentivar la oferta para estimular el aparato productivo, no imponer controles”, indicó sobre el anuncio de la ministra de Comercio, Edmée Betancourt, de ampliar las listas de precios sugeridos.
El presidente de Consecomercio destacó que el comercio formal no acapara productos y constantemente están sometidos a la contraloría del público y de las autoridades. Insistió en que el Gobierno –con las guías de movilización–maneja los niveles de inventario de las empresas dedicadas a la producción y venta de alimentos. “90% de los agremiados respondió en la encuesta de coyuntura del último trimestre que habían sido fiscalizados por algún órgano del Estado y 80% de ese total estaba al día con las normativas”, aseguró.
El dirigente gremial señaló que el intercambio de mercancías entre Venezuela y Colombia es muy dinámico y que la propuesta de empresarios colombianos de manejar la moneda legal de cada país para el comercio destraba el sistema administrativo que impide que fluyan las divisas.