• Caracas (Venezuela)

Economía

Al instante

Conozca ocho claves para afrontar la crisis de autopartes

A partir del momento en que el sector cuente con las divisas necesarias transcurrirán entre seis y ocho meses para comenzar a abastecer el mercado de autopartes | Foto Alexandra Blanco / Archivo

A partir del momento en que el sector cuente con las divisas necesarias transcurrirán entre seis y ocho meses para comenzar a abastecer el mercado de autopartes | Foto Alexandra Blanco / Archivo

Encargar los respuestos en el exterior y visitar las chiveras sean tal vez las primeras alternativas. Pero hay quienes optan por piezas genéricas y hasta métodos caseros

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Además de la de alimentos y artículos de higiene personal, la escasez de repuestos es una realidad que afecta cada día más a los venezolanos. El panorama no es nada alentador: las autopartes comenzarán a llegar al país en enero 2015, si el gobierno les liquida a los importadores del sector 500 millones de dólares mensuales de julio a diciembre de este año.

A continuación le presentamos ocho maneras para hacer frente a la crisis de autopartes.

1.- Comprar en el exterior. Tal vez sea esta la primera opción cuando una de las piezas de su vehículo le pide reemplazo. Para esto, puede utilizar el cupo electrónico para encargarlas a través de portales como Amazon, o pedirlas directamente en las casas de repuestos en el extranjero.

2.- Mandar a hacer las piezas. Generalmente cuando se trata de mangueras u otros repuestos de fácil fabricación, usted puede recurrir a esta alternativa.

3.- Probar suerte en el interior. En ocasiones, los usuarios de la capital deben trasladarse a otras ciudades del país para intentar conseguir las autopartes. Si usted tiene familiares o amigos en el interior, podría emprender la búsqueda a través de ellos. Otros recurren a conocidos sitios web donde ofertan todo tipo de artículos a escala nacional.

4.-Optar por los repuestos genéricos. Siempre son una posibilidad, en caso de que sea imposible conseguir las originales. Tal vez podría probar con las chinas. Si bien no son las mejores, al menos será una solución mientras continúa con la búsqueda.

5.- Visitar las chiveras. Nunca está de más y no se pierde nada con intentarlo. Con suerte, no solo podría encontrar la pieza que necesita, sino también otros repuestos que pudiera necesitar.

6.- Emplear métodos caseros. Hay quienes, en un intento desesperado por resolver la necesidad, optan por soluciones poco ortodoxas pero muy prácticas. Por ejemplo, algunos limpian la batería sulfatada con limón o soda; para sellar huecos o juntar cables, es comúnmente utilizado el tirro de embalaje, mientras que otros prefieren para esto la pega loca.

7.- Anticiparse a lo que podría necesitar. Estamos en una época en la que no podemos darnos el lujo de comprar lo que no necesitamos, pero no es mala idea pensar en lo que mañana podría hacer falta. Los previsivos guardan en el maletero o en alguna parte del garaje aceites, repuestos del freno, cauchos, amortiguadores y

8.- Parar el carro. Quienes han descartado cualquier alternativa, o han fracasado en su misión, se han visto obligados a depender de familiares, amigos o conocidos que ofrezcan la cola. El transporte público también es otra opción.